Sábado, 19.10.2019 - 07:56 h
El sistema produtivo, clave

Objetivo 39 meses: FCC gana las obras del Bernabéu con un fuerte ajuste de plazos 

El proyecto de las obras del estadio del Real Madrid establecía un periodo de cuatro años, y la de Slim ha conseguido rebajarlo para quedarse con él.

Nuevo Bernabéu
El ajuste en el plazo llevó a FCC a hacerse con la reforma del Santiago Bernabéu. / Real Madrid

La reforma del Santiago Bernabéu ya tiene constructora. FCC se ha quedado con la licitación que se disputaba con Ferrovial, San José y Acciona tras poner sobre la mesa el proyecto que ha convencido a los miembros del consejo del club blanco. La 'conexión Slim' ha sido decisiva para que se tome esta decisión. Pero más allá de esto, la balanza se ha decantado por la constructora ahora en manos del mexicano por la necesidad de pulcritud a la hora de cumplir los plazos, tal y como señalan fuentes conocedoras a La Información. FCC ha sido capaz de reducir de cuatro años -el periodo inicial- a 39 meses su proyecto definitivo. 

Y es que la reforma del estadio de los merengues tendrá que convivir con el habitual desempeño de esta infraestructura, ya que los partidos se seguirán celebrando en el estadio de Concha Espina. El planteamiento de FCC, de ajustar al máximo los plazos en su proyecto, según las mismas fuentes, ha sido entonces determinante para la toma de la decisión final. Además, el informe de evaluación de ofertas del concurso ha sido emitido por la Ingeniería independiente, Ayesa, tal y como confirma el propio club, ha calificado esta oferta como la más económica, con el menor plazo de ejecución, y con un sistema constructivo que permite minimizar las molestias a la operatividad del estadio y del entorno.

Según confirman a este diario fuentes del sector, no se trata de una obra de gran complejidad técnica, pero es necesario que el factor tiempo esté controlado hasta el extremo. En este sentido, el mejor ejemplo es la decisión del ritmo de las obras, que comenzarán por la conocida como 'Esquina del Bernabéu'. La mayoría de sus tiendas ya han echado el cierre y tiene una explicación clara: el Real Madrid no quiere que el inicio de temporada se vea empañado por la demolición de esta parte del complejo deportivo.

Por todo ello, ha decidido que durante el verano se lleve a cabo esta primera parte de las obras. Después irán muchas cosas más. Una cubierta retráctil que cubra todo el aforo del estadio, una renovación total de la actual fachada del estadio y la supresión de las torres de los laterales. Ya en el interior, se construirá una nueva grada con capacidad para 3.000 personas en el lateral este, el que da a la calle Padre Damián y se aumentará la capacidad de las zonas VIP.

Toda esta obra, financiada mediante los llamados 'Bonos Bernabéu' con un valor total de 575 millones de euros, tiene como fin crear un nuevo modelo de negocio para el club blanco que sirva de referencia para toda España. Así, Florentino Pérez quiere, según señalan fuentes conocedoras, convertir el estadio en una especie de espacio polivalente en el que se celebren desde eventos deportivos a espectáculos. 

El fin de todo ello es que la nueva instalación, una vez transcurran los 39 meses de obras, se convierta en la columna vertebral de ingresos del club. El icónico símbolo cambiará completamente su aspecto para aumentar las percepciones económicas comerciales, más allá de los derechos de imagen en televisión y los ingresos de taquilla. De hecho, este fue uno de los argumentos que utilizaron las entidades colocadoras de deuda en su 'roadshow' para convencer a los compradores. 

De hecho, estas cifras constituyen, según los últimos datos disponibles, casi el 50% del conjunto del volumen de negocio del club que dirige Florentino Pérez. De acuerdo con estas mismas cifras, en la temporada pasada este tipo de ingresos se incrementaron en 55 millones de euros hasta alcanzar los 356 millones, un 'seguro' de pago que los colocadores de los bonos del Real Madrid supieron utilizar hace unas semanas para convencer a los inversores.

El Real Madrid tiene ahora por delante una oportunidad excepcional para demostrar que no se trata solo de un club de fútbol, que también puede ser el centro de un movimiento que genere cantidades estratosféricas para engrosar las cuentas del de Florentino Pérez. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios