Lunes, 15.10.2018 - 15:40 h
Compensación millonaria

OHL abona un plus de 6 millones a García Madrid para no fichar por la competencia

La salida del que fuera CEO de la constructora el pasado octubre activó una millonaria compensación que le impedirá trabajar en el sector hasta 2019

Tomás García Madrid y Juan Miguel Villar Mir.
Juan Miguel Villar Mir, junto a Tomás García Madrid. / EFE

El ex consejero delegado de OHL, Tomás García Madrid, no podrá desempeñar tarea alguna en empresas cuya actividad se desarrolle en sectores que entren en competencia con su antigua 'casa' al menos hasta el 25 de octubre de 2019. A cambio, el que fuera primer ejecutivo de la constructora controlada por la familia Villar Mir se embolsará una compensación de 6,022 millones de euros, equivalente a dos años de salario, según se recoge en las cuentas anuales correspondientes a 2017 recién presentadas por la compañía.

La dimisión de García Madrid como CEO de OHL, apenas 16 meses después de estrenarse como primer ejecutivo de la compañía en sustitución de Josep Piqué, activó automáticamente la compensación prevista en su contrato para impedir legalmente que pueda fichar por otra empresa competencia de la constructora. La cláusula prevé, según ha detallado la compañía en diferentes comunicaciones a la CNMV, un periodo de incompatibilidad de dos años y una compensación de dos años de salario por esta restricción legal de sus horizontes profesionales.

Se trata de un instrumento muy común en los contratos de la alta dirección. Con este tipo de cláusulas, las empresas se garantizan con sus ex empleados - enfadados o no por su salida de la misma- no proporcionarán información sensible sobre la empresa a compañías que entran en directa competencia con ella; mientras que los directivos generan asimismo el derecho a percibir una compensación en condiciones por la limitación de sus posibilidades profesionales que supone la existencia de este tipo de disposiciones contractuales.

Es la más cuantiosa, pero no la única compensación que recibió por los servicios prestados. La constructora precisa en su balance anual que a su marcha García Madrid también se embolsó 11.000 euros extra en concepto de 'otros beneficios' por primas de seguro de vida y otros 283.000 euros por aportaciones realizadas a su Plan de Previsión Social.

Tomás García Madrid presentó su renuncia como consejero delegado de OHL el pasado 25 de octubre de 2017 tras considerar "completada la etapa para la que había sido nombrado", según se concretaba en el hecho relevante difundido por la empresa ese mismo día, una vez rubricado el acuerdo con IFM Investors para el traspaso del 100% de su filial de Concesiones. El acuerdo venía a resolver la complicada situación financiera de la compañía y a rebajar hasta límites asumibles su nivel de endeudamiento. El ejecutivo que había sido nombrado precisamente para pilotar la reestructuración de la constructora, condujo la negociación del acuerdo y se marchó.

La indemnización a García Madrid es la parte del león de la retribución que recibieron los consejeros ejecutivos de la compañía durante el año 2017, cuya factura total ascendió a 12,36 millones de euros, compensación incluida. Descontado este efecto, las percepciones agregadas de los ejecutivos de la compañía apenas variaron respecto al 2016: 6,343 millones de euros, por 6,263 millones en 2016.

Mejor le fue a la Alta Dirección de la compañía. Los siete directivos de OHL se embolsaron 8,2 millones de euros frente a los 4,2 millones del año que ganaron en 2016 los por entonces ocho altos directivos de la compañía. El principal factor de mejora fue el segmento variable del sueldo, en virtud del cual se liberaron cerca de dos millones de euros para los directivos de la empresa constructora.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios