Martes, 18.06.2019 - 15:42 h
Tres expedientes

OHL se gasta más de 60 millones de euros en despidos en menos de un año y medio

La constructora ha registrado pérdidas por valor de 843 millones por el registro de la venta de OHL Concesiones al fondo IFM. 

Fotografía Villar Mir, padre e hijo
OHL se gasta más de 60 millones de euros en EREs en menos de año y medio. / EFE

La constructora OHL, histórica apuesta del Grupo Villar Mir, ha gastado en solo año y medio más de 62 millones de euros en expedientes de regulación de empleo. El último, cerrado a principios de este año, ha tenido un coste de 28 millones de euros para la compañía, tal y como reconocen en el informe de sus resultados semestrales presentado este mismo miércoles. 

Pero la lista de expedientes de regulación de empleo de la constructora de Villar Mir viene de largo. En 2017, el grupo ya pactó con los sindicatos dos ERE en España. En concreto, la empresa acordó el despido de 457 trabajadores -335 en la propia OHL y 122 más en la filial Industrial- lo que supuso una salida del 23,8% de la plantilla total. En ese momento, la compañía utilizó las pérdidas récord conseguidas en el ejercicio de 2016 como justificación para los despidos. Este 'doble ERE' supuso para la empresa un coste de 34,2 millones de euros, tal y como ellos mismos reconocieron en su momento. 

Pero los números rojos de la constructora no se quedaron ahí y en abril de este mismo año, tras la venta de la filial de Concesiones, OHL volvió a plantear una nueva vuelta de tuerca a su estructura de personal. La constructora cerró finalmente con los sindicatos la cifra de 140 personas que se irían a la calle frente a las 196 anunciadas inicialmente. Este recorte supuso el despido del 35% de la plantilla debido a la necesaria "reorganización" y al ajuste económico de la compañía. 

Este último ajuste supone para sus cuentas una cuantía negativa de 28 millones de euros, tal y como recoge el balance de los primeros seis meses del año. Además, el pasado mes de mayo OHL presentó su plan de negocio hasta el año 2020 en el que, entre otros objetivos, contemplaba la reducción de los costes de estructura a la mitad. 

Pero no solo eso, otro de los objetivos de este plan estratégico era la venta de activos por valor de unos 280 millones de euros con el fin de financiar las salidas de caja que conllevaría su plan de reestructuración y los proyectos fallidos que aún mantiene en cartera y de los que ha dado cuenta en los balances presentados este miércoles. 

Pero las del ERE no han sido las únicas cifras negativas a las que la constructora ha tenido que hacer frente. De hecho, las mermas en el primer semestre de este año han alcanzado los 843 millones. La compañía ha reconocido unas pérdidas de 550,5 millones de euros procedentes del ajuste contable por la venta de OHL Concesiones tal y como obliga la nueva norma. Además, la entidad ha perdido 76,7 millones tras reconocer números rojos por los sobrecostes en los que incurrió para subsanar las incidencias surgidas durante el periodo de arranque y puesta en operación del Hospital CHUM, en Canadá. 

La pérdida de control de la familia Villar Mir tras la reducción de su posición por debajo del 50% en el accionariado de la empresa no ha supuesto un frenazo para sus ingresos personales. De hecho, este verano la familia ha ingresado más de 220 millones de euros en dividendos y 'pelotazos'. El último ha sido el de Ferroglobe -10 millones de euros-, pero también otros como las ganancias de la venta de su 12% en la constructora -97,8 millones-, la autoventa de su parte en Canalejas -otros 50 millones más- y los bonos recibidos por la colocación de Concesiones -53 millones-. 

El conglomerado prosiguió así con su proceso de desapalancamiento y consiguió sacar provecho de sus ventas, dividendos y cierres de operaciones en el periodo estival.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios