Lunes, 17.06.2019 - 15:32 h
Miles de empleos en juego

Opel presiona a los sindicatos y paraliza el proyecto del Corsa para Figueruelas

La fabricación del nuevo modelo ha quedado paralizada y ya estudian nuevo destino. Además, ha frenado las inversiones en la nave 1 de carrocerías.

Fotografía Opel Figueruelas
Fotografía Opel Figueruelas / EFE

La fabricación del nuevo Corsa no se hará en Figueruelas. El proyecto para su elaboración ha quedado paralizado y el grupo PSA ya estudia un nuevo destino para hacerlo, según informa El Heraldo, que recoge el comunicado del comité de empresa, que también ha informado de la paralización de las inversiones en la nave 1 de carrocerías y de que Opel España no optará a inversiones en nuevos modelos. 

La compañía presiona, por tanto, a los sindicatos ya que Figueruelas no optará a nuevos modelos y se está realizando un estudio de integración de las dos líneas en una sola en acabado final.

La medida de la empresa se ha encontrado, como es lógico, con la oposición de los representantes de los trabajadores. El rechazo ha sido pleno ya que pone en la 'cuerda floja' el futuro de la planta zaragozana y están analizando cuál será la respuesta a dicho "chantaje". Aun así, y a modo simbólico, protagonizarán una protesta en la pausa del bocadillo delante de la nave 40. 

Este martes fue cuando la empresa comunicó al comité que tenía algo "importante" que trasladarles ante su decisión de no seguir negociando. Y este mismo miércoles lo ha hecho con contundencia. La advertencia de que el comité de empresa estaba poniendo en peligro los planes actuales y de futuro para la planta ha tenido consecuencias. Ahora hay que esperar a ver cuál es la respuesta conjunta del comité de empresa.

El origen de toda esta situación está en la negociación del convenio colectivo entre la dirección de Opel/PSA y los sindicatos. Ambas partes no han llegado a ningún acuerdo y la situación está enquistada, ya que los trabajadores no aceptan la rebaja salarial del 6% y la congelación de su sueldo durante los próximos cuatros. A lo que hay que sumar los recortes en los tiempos de descanso y la polémica pausa del bocadillo que propone la empresa. 

Aun así, en las última semanas se ha producido un ligero avance, aunque limitado, en las negociaciones. Según la sección sindical de UGT de Figueruelas, PSA "ha suavizado algunas medidas" y ya "no son tan agresivos como en la primera propuesta", aunque el acuerdo está lejos de cerrarse. Aun así, los representantes de los trabajadores señalan que la marca "ya no exige los mismos recortes salariales y podríamos llegar a un acuerdo de moderación o mantenimiento en este sentido".

A cierre de 2016 trabajaban 5.286 personas en la planta de Figueruelas, de las que 4.682 se dedicaban a la producción de los coches, mientras que el resto eran ingenieros y encargados. El futuro de la fábrica, que a día de hoy no funciona a pleno rendimiento, pasa por que PSA le otorgue nuevos modelos que se unan al Crossland X y al Corsa.

Comunicado de la empresa
Comunicado de la empresa
Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios