Jueves, 27.02.2020 - 19:45 h

Orange España echa balones fuera con el Mobile y no se posiciona sobre el cierre

El consejero delegado insiste en que la decisión de asistir estaba prevista para el próximo lunes: "No hemos tenido que tomarla, lo ha hecho la GSMA".

Laurent Paillassot es CEO de Orange desde octubre de 2015.
Laurent Paillassot es CEO de Orange desde octubre de 2015. / EP

Unas horas después de que el Mobile World Congress (MWC) se haya cancelado, Orange España echa balones fuera. Su consejero delegado en el país, Laurent Paillassot, ha reconocido que la decisión de la compañía francesa sobre su asistencia estaba fijada para la próxima semana, apenas a unos días del inicio oficial de la feria: "No hemos tenido que tomarla, ya lo ha hecho la GSMA". ¿Y los costes? Ha mantenido la misma estrategia: "No tengo ninguna información".

La filial española se ha escudado en que la decisión se tomaría a principios de la próxima semana, unos días después del consejo que estaba fijado para este mismo viernes. Los acontecimientos se precipitaron ayer y la GSMA aprobó la cancelación. Y eso le ha permitido a Paillassot no entrar a valorarla. "No hemos tenido que tomar esa decisión".

Pero, si hubiera tenido que tomar la decisión, ¿qué habría hecho? Paillassot insiste en que todos estaban mirando la evolución del coronavirus y que habrían tomado la decisión la próxima semana. "Yo no soy especialista en coronavirus", ha zanjzado.

Hay que recordar algo: la GSMA tiene en su presidencia rotatoria al consejero delegado del grupo Orange, Stephane Richards.. Y, por tanto, su posición era, al igual que la de Telefónica -era el miembro anfitrión-, muy delicada en la decisión sobre cancelar o no.

Sobre los costes en los que ha incurrido Orange España, también ha decidido echar balones fuera. Su máximo directivo se ha limitado a asegurar que no tiene ninguna información sobre si, finalmente, se le exigirá indemnizaciones a la GSMA y si plantearán algún tipo de reclamación por la inversión ejecutada que no podrá ser reembolsada.

Hoy mismo, la GSMA ha decidido lavarse las manos y se han escudado en que han tenido que cancelar por causas de fuerza mayor, con el objetivo de tratar de eludir el pago de las potenciales indemnizaciones que se exigirán. Ese concepto de 'causa mayor' ha sido repetido hasta en ocho ocasiones. El máximo directivo, John Hoffman, ha incidido en que esta cláusula está incluida en la mayoría de los contratos que se firman con las empresas expositoras y que son "bastante estándar".

La organizadora no pudo con la presión y se rindió tras una reunión de más de 5 horas. Anuncia la cancelación de la feria ante el aluvión de salidas de las grandes compañías y operadoras de telecomunicaciones por el temor ante el avance del coronavirus. La decisión se toma después de una reunión de más de cinco horas del comité de dirección de la GSMA. Al comienzo de ese encuentro su intención era mantenerlo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING