Miércoles, 12.12.2018 - 04:48 h
Crea Oysho Sport Hub

Oysho no quiere encasillarse en lencería: abre gimnasios temporales en 5 ciudades

La cadena de Inditex busca aprovechar el apetito por el ‘wellness’, el boxeo o el yoga. Es la segunda cadena del grupo que más crece en ventas.

Gimnasios de Oysho
Oysho lanza gimnasios en Madrid, Barcelona, Moscú, Estambul y Milán. / Inditex

El año 2001 cambió la historia de Inditex. La compañía gallega decidió salir a bolsa sin saber que iba a consolidarse como el mayor grupo textil del mundo. Y creó Oysho, una cadena con la que buscaba hacerse un hueco en el segmento de la lencería. Han pasado casi dos décadas y ese nicho comercial se le ha quedado pequeño. Tiene que buscar nuevas oportunidades de mercado y ocasiones de compra.

Las ha encontrado en el mundo del deporte y del 'wellness' femenino. Si en los últimos años apostó por el patrocinio de carreras o de actividades vinculadas, exclusivamente, al yoga, ahora cambia el paso con gimnasios. Eso sí, temporales porque, sobre la mesa, no está la creación de espacios permanentes.

Los denomina Oysho Sport Hub. Hasta ahora, los ha abierto durante unos días en Barcelona y Moscú. Este otoño, le toca el turno a Madrid, Estambul y Milán, a lo largo de septiembre y octubre. La compañía de Arteixo indica que se trata de un proyecto internacional que desarrollará en formato 'pop up'. En Madrid prevé que participen 1.000 personas entre todas las clases: 'boxing', 'lightbox', ballet o yoga, entre otras, que tendrán que inscribirse previamente.

Cambio de paso

Es un cambio de paso y una oportunidad de negocio porque en estos gimnasios temporales presentará, por ejemplo, una nueva colección de boxeo de la mano de Joana Pastrana, la española que ha logrado convertirse en campeona del mundo de peso mínimo. El posicionamiento de marca y las oportunidades de venta van de la mano con la intención de diferenciarse de cadenas como Women’Secret o Intimissimi, que permanecen más ligadas a la lencería.

La estrategia, hasta el momento, funciona. En el ejercicio 2017, Oysho fue la segunda cadena con mayor crecimiento de ventas dentro de la estructura Inditex. Repuntaron un 12%, lo mismo que consiguió Pull & Bear. Porcentaje que sólo está por detrás del de Uterqüe (17%). Eso sí, son las dos cadenas que menos aportan a la facturación global de la multinacional (570 millones Oysho; 97, Uterqüe), por lo que tiene más margen de crecimiento.

Su rentabilidad sobre ventas, en cambio, está en la media de la compañía encabezada por Pablo Isla. Así, en 2017 su resultado bruto (Ebit) sobre ingresos fue del 15% (87 millones de euros). El mismo porcentaje de Massimo Dutti, Stradivarius o Pull & Bear.

En el primer trimestre del ejercicio 2018, Oysho fue con Zara Home y Uterqüe una de las cadenas de Inditex que se libraron del cierre de tiendas. A 30 de abril contaba con 671 locales.

Este miércoles, la multinacional presenta sus resultados del primer semestre. Lo hace con las últimas dudas de firmas de inversión sobre su modelo de negocio. Aunque el viernes repuntó ligeramente en bolsa, desde el 28 de agosto, Inditex ha perdido el 11% de su valor en el parqué. Esta semana, en función de los datos que presente sobre sus cadenas, se juega recuperar el favor de los inversores.

Ahora en Portada 

Comentarios