Sábado, 23.03.2019 - 08:45 h
Tras el nombramiento en Brasil

Pallete se hace fuerte en sus dos grandes mercados con directivos de Gilpérez

Nombra en Brasil al 'número 2' en el país, que es uno de los directivos que el expresidente en España se llevó allí hace casi una década.

Christian Gebara, nuevo presidente de Telefónica Brasil.
Christian Gebara, nuevo presidente de Telefónica Brasil. / Vivo

España y Brasil son la mitad de Telefónica. En términos de negocio son los dos mercados clave para la operadora española. Por su tamaño en ingresos… y también por sus márgenes de rentabilidad. Y su presidente, José María Álvarez-Pallete, los confía a dos directivos cercanos al ‘exjefe’ en España, José Miguel Gilpérez. El último en llegar es Christian Gebara, uno de los hombres que se llevó a Brasil en su segunda misión en el país, que arrancó en el año 2011.

Pallete quiere estar en los mercados más rentables para la compañía. Los quiere priorizar, frente a otros cuyos márgenes han caído de manera significativa, con México y Perú como los más castigados. En el otro lado se encuentran España y Brasil, con márgenes superiores al 40%. Son sus dos particulares ‘joyas’, pese a que el latinoamericano ha sufrido los embates de la devaluación de su moneda local.

Gayo, su ‘número 2’ en España

El mercado español lleva desde principios de este año en manos del madrileño Emilio Gayo, hombre de confianza de Gilpérez, con el que trabajó codo con codo durante los últimos años en la creación y consolidación de la revolución de los paquetes convergentes de ‘Fusión’. Ingeniero de telecomunicaciones por la Politécnica de Madrid, aterrizó en la empresa en 2004. Pero trabajó con el expresidente en España de manera mucho más directa desde 2011 tras sustituir a Guillermo Ansaldo. A partir de 2013 se convirtió en el ‘número 2’ en España.

Desde principios de este 2018, Gayo se encuentra al frente de Telefónica España. En este tiempo, como su antecesor, ha tenido que lidiar con un movimiento clave para la operadora: la compra de los derechos del fútbol de la Champions League y La Liga por algo más de 4.000 millones para las próximas temporadas. Fueron meses de intensas negociaciones, en los que logró eliminar a Mediapro de la ecuación como ‘revendedor’ en el caso de la competición nacional.

Además, ha tenido que hacer frente a una guerra comercial que ha castigado de manera significativa los márgenes y el crecimiento de los ingresos en la filial. Entre sus nuevos retos: mantener el crecimiento en un mercado convulso como el español y afrontar el nuevo despliegue de las primeras redes 5G.

Gebara, para consolidar Brasil

El último en llegar al otro mercado clave es Christian Gebara. El hoy ya presidente en Brasil tuvo que hacer las maletas para regresar a su país en 2010 tras años ejerciendo dentro de la casa en Madrid. ¿La razón? Luis Miguel Gilpérez, responsable de Telefónica en Latinoamérica, le llamó para nombrarlo vicepresidente de sinergias, integración y nuevos negocios en el país. Era su regreso a Brasil, que le llevó a recorrer todas las vicepresidencias hasta convertirse en ‘número 2’ y mano derecha de Eduardo Navarro de Carvalho. Ahora, la vuelta de éste a Madrid como la ‘cara visible’ de la teleco le ha permitido dar el salto definitivo.

Tras ser uno de los artífices del crecimiento de la marca Vivo en el país brasileño, Gebara tendrá que consolidarla, manteniendo altos los márgenes de rentabilidad del grupo y lidiando con la inestabilidad de este mercado, tanto política como macroeconómica. Una inestabilidad que ha acarreado un desplome del real brasileño, que ha empujado a la baja los ingresos.

De la gestión de estos dos grandes mercados para Telefónica dependerá una parte significativa del éxito de la estrategia de la operadora. Dos grandes plazas que seguirán, al menos por ahora, en manos de dos directivos muy cercanos a Gilpérez (60 años), hoy desvinculado por completo del grupo e incorporado en el consejo asesor de la consultora tecnológica Nae y como presidente de Diggia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios