Lunes, 20.05.2019 - 09:17 h
La Finca está en Medina Sidonia, Cádiz.

Cantora, ni embargada ni a punto de subastarse: Pantoja paga a plazos al fisco 

La concursante de Supervivientes tienen constituida una hipoteca con el Hacienda y un calendario de pagos, algo similar a lo que hizo Vargas Llosa. 

Cantora
La finca 'Cantora' en Medina Sidonia, Cádiz.

La finca gaditana de Cantora situada en el municipio de Medina Sidonia se ha convertido en un quebradero de cabeza para Isabel  Pantoja, tonadillera y concursante de Supervivientes, un reality de Mediaset que busca en los números rojos de la viuda de Paquirri los suyos en verde. 

Sin embargo se han publicado muchos bulos sobre esta propiedad de 360 hectáreas cuya situación se anuncia en Google Maps lo que hace que el peregrinaje de los fans de la cantante esté asegurado los 365 días del año. La casa a día de hoy ni se va a subastar, ni está embargada. 

El inmueble fue adquirido mediante herencia del torero Francisco Rivera que lo legó a medias a su viuda y tercer hijo, Kiko Rivera.  Pantomar SL, una sociedad que permanece en silencio mercantil desde 2011, se constituyó como prestataria de una hipoteca sobre La Cantora suscrita por ella y Kiko Rivera con Cajasur de 2.700.000 euros en 2002 para un plazo de 20 años. Isabel es propietaria de la finca al 52,40 % y su hijo, Kiko Rivera, dj y exconcursante de Supervivientes, tiene el 47,60 %. 

Hipotecada con Hacienda como Vargas Llosa

Para poder afrontar estos pagos y no perder la propiedad más querida de Isabel Pantoja (una mansión de dos plantas de 600 y 400 metros más piscina), los asesores de la cantante le recomendaron constituir una hipoteca con Hacienda para parar así un embargo y una subasta. Y así lo hizo. Una fórmula que también ha usado el nobel Mario Vargas Llosa (accionista mayoritario de Misti Copyright) para poder ganar tiempo y parar el proceso administrativo que conlleva tener una deuda impagada con Hacienda. 

Él, como Pantoja, ha puesto como garantía de sus deudas con el fisco su casa del la calle Flora en el Madrid de los Austrias. Pantoja, Cantora. Tanto el novio de Isabel Preysler como la que fue viuda de España pagan al fisco, lo contrario se vería reflejado y ejecutado el embargo. Han estructurado con Hacienda un calendario de pagos que cumplen.

Preguntas y respuestas

¿Qué aparezca un valor de tasación un subasta de una finca en su nota simple significa que se va a embargar? No. Cualquier persona que tiene constituida una hipoteca ve reflejada en mencionado documento -que expide el Registro de la Propiedad- el valor de subasta en la tasación. En nuestro caso la Agencia Tributaria aceptó Cantora por un valor de 1.100.000 euros. Así, la tasación para subasta está establecida en 4.348.404 euros. 

El plazo para que Isabel y Kiko finiquiten los pagos finaliza el 16 de marzo de 2020. Entonces podría salir a subasta. Si no hay una nueva negociación con Hacienda. Pantoja ingresa y sigue ingresando. Su relación con Universal, según detalló La Vanguardia, es buena y mientras que se pueda embargar esos pagos, Hacienda prefiere eso que otra propiedad a sus espaldas. Que en subasta pública es complejo recuperar el cien por cien de la tasación. 

¿Una anotación preventiva de embargo significa que se va a embargar? No. Las anotaciones preventivas de embargo no implican que le vayan a embargar los bienes por las deudas impagadas, sino que su finalidad es persuadir a cualquier agente de la existencia de cargas sobre ese bien. Es decir, que si hay alguien interesado en pagar los 7 millones por los que teóricamente está a la venta Cantora esté alerta de las cargas de este inmueble. Siempre hay que tener en mente la fecha tope de madre e hijo: el 16 de marzo de 2020.

Más cosas. Cantora al estar parte en manos de Pantomar Sl es un constante reflejo de las deudas de esta entidad, que no presenta cuentas desde hace ocho años en el Registro Mercantil y esa opacidad facilita la especulación. 

Turno al hijo Dj

Así como los problemas fiscales de Kiko Rivera. Su coqueto loft de San Sebastián de los Reyes una deuda con la comunidad de vecinos del piso, que heredó de los primeros propietarios del inmueble y no ha saldado, que ascendería a 24.000 euros. 

Kiko no solo tiene amenazado de embargo este piso en Madrid, sino que también las mismas deudas amenazan su parte de Cantora, que es del 47,6%. En total, dejando de lado la hipoteca, las deudas globales del DJ ascienden a casi 300.000 euros, aunque podrían ser unos 200.000 si se confirma la información del pago previo de 90.000.

Estas deudas hace que, además de lo relatado, haya dos anotaciones de embargo preventivo nuevas en 2018 sobre esta propiedad con cantidades menores al la hipoteca con Hacienda. Isabel (338.000 euros) y Kiko (casi 59.000 euros).

¿Puede ser que Pantoja haya saldado sus deudas y no se vea reflejado en la nota simple de Cantora? Rotundamente sí. La explicación es que el registro, que no hay que olvidar nunca que es potestativo, tiene sus plazos. Pantoja podría hacer perdido su casa y no estar anotado la pérdida del bien y podría haber variado la deuda y el Registro no tenerlo puesto al día. ¿Conclusión? Prudencia. 

Ahora en Portada 

Comentarios