Miércoles, 27.05.2020 - 19:19 h
La intrahistoria de la ruptura

Así es el contrato maldito que ha obligado a Telecinco a dejar de emitir Pasapalabra

El culebrón del concurso que ha presentado Christian Gálvez se remonta a 2009-10, cuando la productora ITV y cadena protagonizan el choque de trenes.

Así es el contrato maldito que ha obligado a Telecinco a dejar de emitir Pasapalabra
Así es el contrato maldito que ha obligado a Telecinco a dejar de emitir Pasapalabra / EP

12 de junio de 2009. Telecinco y la productora británica ITV Global Entertainment firman ese día un contrato millonario para la renovación de 'Pasapalabra' para las siguientes tres temporadas, hasta 2012. El concurso llevaba emitiéndose desde 2006 y Paolo Vasile quiso amarrarlo. Es el famoso 'acuerdo maldito', ese que ha acabado en el Tribunal Supremo con una condena que ha obligado a Mediaset a tener que cesar las emisiones de uno de sus formatos estrella. La Información ha tenido conocimiento de ese documento contractual entre ambas partes, así como del requerimiento que un despacho de abogados londinense envía al equipo directivo de Fuencarral para advertirle que está incumpliendo el acuerdo y que van a acudir a los tribunales. Son dos documentos que forman parte de la historia de la televisión ya que el espacio que ha presentado hasta ahora Christian Gálvez ha tenido que cesar de forma inmediata sus emisiones y su futuro queda en el aire.

En ese contrato de apenas cuatro páginas se especificaba que ITV Studios pasaba a ser coproductor del programa en lugar de simple licenciatario del concurso, como era desde que se emitía en Telecinco. Esta es una de las circunstancias más importantes del 'culebrón'. Vasile se hacía así con la exclusividad de uno de los programas más rentables de la televisión. Y es que en ese año 2009 Telecinco estaba atravesando una crisis de audiencia que le hacía situarse en tercera posición del ranking, por detrás de TVE y Antena 3, y 'Pasapalabra' cosechaba cinco puntos más de 'share' que la media de la cadena. A cambio del concurso, ITV 'colocó' a Telecinco un paquete de producción extra: vendió a la cadena más de 400 horas anuales de su catálogo y la primera opción sobre su librería para producir dos pilotos al año. El compromiso se elevó a unos 15 millones de euros.

En ese momento, Ángel Baviano, el histórico productor de 'Pasapalabra' en la compañía BobaBoca (que era la factoría que había producido el concurso en Antena 3 y luego en Telecinco) creó una nueva compañía, Xanela Producciones, y se convirtió, de común acuerdo entre Telecinco e ITV, en productor exclusivo del concurso. "Created by Andrew O'Connor, Rebecca Thornhill and Mark Maxwell Smit. Produced by TELECINCO in association with ITV Studios Global Entertainment". Este es el mensaje que comenzó a figurar a partir de ese momento en los créditos finales.

Todo estaba pactado. Desde las cantidades económicas hasta los 'fees' o derechos de todo tipo que rodeaban al concurso. Solo de 'Pasapalabra' el coste por programa aproximado era el siguiente: de los 5.800 euros por capítulo en la primera temporada a los 6.200 euros por entrega en la tercera. El paquete es de 300 entregas anuales, ya que es un formato grabado que se emite de lunes a viernes. Todo ello según la documentación a la que ha tenido acceso La Información.

Así es el contrato maldito que ha obligado a Telecinco a dejar de emitir Pasapalabra

Pero seis meses después llegaron las primeras turbulencias entre ambas partes. Diferentes fuentes reconstruyen para La Información lo que ocurrió el 20 de enero de 2010, una fecha clave en el conflicto. Ese día Telecinco notificó a ITV que daba por rota su relación contractual. ¿El motivo? La productora británica no habría podido garantizar la "indemnidad" o "exclusividad" de la propiedad intelectual de dos aspectos de 'Pasapalabra': el nombre español del programa y el juego final, el famoso 'El Rosco'. Así se lo hicieron saber a la productora desde Fuencarral, dando por concluido su acuerdo global: el de 'Pasapalabra' y el de la producción adicional que firmaron.

La compañía dirigida por Paolo Vasile argumentó que el 21 de diciembre de 2009 había recibido una carta de MC&F Boradcasting Production and Distribution, una productora holandesa que se declaraba legítima propietaria del 'El Rosco'. Era la primera vez que ITV tenía noticias de esa compañía. Pero Telecinco era contundente y aseguraba que no seguirá trabajando con ITV porque no podía garantizarles dicha exclusividad de 'El Rosco'. De forma paralela, la productora londinense consiguió registrar la marca 'Pasapalabra' a nivel comunitario con el objetivo de desmontar la primera acusación de Telecinco, la de la propiedad del nombre en español (años más tarde consiguió ganar un litigio a Europroducciones por inscribir el nombre de 'Pasapalabra' con "mala fe").

La fax de los abogados de ITV a Vasile

Pasapalabra

El 21 de enero de 2010 Telecinco recibió un fax urgente de Olswang, un gigante del mundo de la abogacía que opera hoy en día bajo la marca CMS (en España el nombre del despacho es CMS Albiñana & Suárez de Lezo y tiene entre sus clientes a Esperanza Aguirre -caso Púnica- y a la Sindicatura de Accionistas del Banco Popular). El documento iba dirigido a Mario Rodríguez, director general corporativo, según ha podido saber La Información. El despacho londinense hacía saber al grupo audiovisual español que sus argumentos para romper el contrato eran "infundados". Les explicaba que su cliente -ITV- era el único propietario de todos los derechos de 'Pasapalabra' y daba a la cadena española una fecha límite para que cesara en sus pretensiones: el 25 de enero. "Nuestro cliente [ITV] tomará todas las acciones necesarias para recuperar todos los daños y pérdidas provocadas por su acción y para proteger los derechos de 'Palapalabra'". Esta era la frase final del fax de Olswang que recibió Telecinco. 

Pero el aviso no surtió efecto y el 1 de febrero Mediaset dio un paso más. De forma unilateral eliminó el logotipo de ITV Studios de los créditos de 'Pasapalabra' como coproductor del concurso y cambió la gran mayoría de las pruebas del mismo previas a 'El Rosco'. En la productora británica no salían de su asombro. A su vez desde la cadena española se dejó de abonar desde ese momento cualquier concepto a ITV en base a los acuerdos de producción alcanzados, según las fuentes consultadas. La ruptura era ya real y total. Y el litigio judicial era inminente.

'El Rosco' y 'The Alphabet Game'

A lo largo de todo el proceso ITV siempre ha defendido que 'El Rosco' de 'Pasapalabra' es de su propiedad. Está basado en el formato original 'The Alphabet Game' y, según han argumentado en el litigio, ellos son los únicos dueños de los derechos. Cualquier modificación que se introduce en un programa (como hizo Telecinco en el concurso) pertenece al propio formato. Es algo similar a lo que ocurre con 'Gran Hermano'. El formato ha sufrido múltiples transformaciones a largo de su longeva historia y los derechos del mismo siguen perteneciendo a su propietario, Endemol.

Pero ITV no acudió de forma inmediata a los tribunales. Intentó negociar extrajudicialmente con Telecinco. Fuentes financieras aseguran que se produjeron varias reuniones, muy intensas, tanto en Londres como en Madrid entre representantes de la productora y del grupo televisivo con el objetivo de llegar a un acuerdo amistoso por los derechos de 'Pasapalabra'. Estaba en juego el espacio estrella de la cadena, ese que ha ayudado a que el Informativo de Pedro Piqueras pueda ser líder. Todos los intentos negociadores fracasaron. 

Entre medias, en 2010, Telecinco presentó una demanda contra ITV por un supuesto engaño. En la sede londinense de la productora, directamente, no entendían nada. Intentaban solucionar de forma amistosa el problema y, de repente, se encontraron con que habían sido demandados. Telecinco reclamaba a la compañía británica las facturas que les había abonado desde mediados de 2009, cuando tuvieron noticias de MC&F y de su teórica legitimidad sobre 'El Rosco'. También les pedían una compensación por tener que haber rehecho totalmente todo el concurso y cambiado las pruebas. El argumento del grupo español: ITV no había podido protegernos de la exclusividad de 'El Rosco' frente a reclamaciones de terceros

Finalmente, en 2012, ITV acudió a los tribunales para litigar contra Telecinco, reconvirtiendo la demanda e la cadena española. Le reclamó todas las cantidades comprometidas en los tres acuerdos firmados y que Telecinco rompió de forma unilateral. Sabían que el proceso judicial iba a ser largo y que, a su vez, se les cerraba la puerta del principal grupo de entretenimiento en España. Se quedaban sin su potencial cliente. Por eso la productora británica decidió cerrar su filial en nuestro país ante la imposibilidad de poder seguir trabajando en cualquier proyecto del grupo. Así lo explicaban en una nota oficial: "Desafortunadamente es un entorno muy desafiante en España [para nosotros] y por eso hemos tomado la decisión de que no continuar con nuestras operaciones de producción local, ITV Studios Spain. Consideramos que España debe ser un importante mercado para nuestros contenidos y continuaremos trabajando con operadores locales a través de nuestro negocio de distribución ITV Studios Global Entertainment".

historia de la tv

'El Rosco' y el efecto cita del espectador con Piqueras

'Pasapalabra' ha sido desde el año 2009 un programa imprescindible para miles y miles de familias españolas. Congregarse enfrente del televisor, encender Telecinco y ver la prueba de 'El Rosco' era todo un ritual antes de cenar. Para la cadena, el concurso le aseguraba que su informativo estrella, el de Pedro Piqueras, comenzara como líder de audiencia. Era un 'efecto cita', una rutina diaria para muchos. Por eso fue retrasando el inicio del mismo, para que 'El Rosco' enganchara a los espectadores y luego se quedaran a informarse. Por su parte, para Mediaset era su concurso estrella y el único formato cultural en horario de máxima audiencia fuera de los habituales programas de la parrilla de Telecinco.

Dos años más tarde, en febrero de 2014, la Audiencia Provincial de Madrid impuso a Mediaset una multa de 7 millones de euros, añadiendo diversas indemnizaciones y el pago de conceptos relacionados con la venta de 'merchansiding' del concurso. 

El siguiente episodio judicial se conoció la semana pasada. Mediaset recurrió la sentencia pero el Tribunal Supremo, aunque reduce las indemnizaciones, ha dado la razón a ITV. 'Pasapalabra' y 'El Rosco' son de su propiedad y el concurso tenía que desaparecer de forma inmediata de la parrilla de Telecinco. Se acabó un espacio que ha sido un icono la televisión tras 3.292 entregas... al menos de momento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING