Jueves, 25.04.2019 - 14:32 h
Ha pagado 3,5 millones por el mítico inmueble

El Patio Maravillas entra en el negocio inmobiliario con la socimi Entrecampos 

La firma de la familia Segura-Rodríguez va a convertirla en una residencia de estudiantes (para alquilar) aprovechando el uso educativo del edificio. 

Patio Maravillas
Sede del Patio Maravillas que ahora se convertirá en residencia de estudiantes. / Jorge París

La socimi Entrecampos Cuatro, firma de la familia Segura-Rodríguez, se ha metido de lleno en el mercado de las residencias de estudiantes y ha comprado un edificio en pleno barrio de Malasaña para convertirlo en uno de estos establecimientos. La firma cotizada en el Mercado Alternativo Bursátil se ha dejado 3,5 millones de euros en la adquisición de este activo.

Pero no se trata de un edificio cualquiera. La calle Acuerdo 8, dirección exacta del inmueble, acogió durante varios años la primera sede del Patio Maravillas, uno de los puntos de partida del movimiento 15-M. Actividades sociales, talleres, vivienda para algunos, y molestias para los vecinos, tal y como denunciaron en varias ocasiones. 

Pero la historia del edificio es mucho más larga. Cuando lo 'okupó' lo que después sería el colectivo 15-M, el edificio llevaba años cerrado y no estaba en las mejores condiciones. Durante décadas el inmueble había pertenecido a una congregación religiosa que había instalado en él un colegio, el de Luz Casanova, pero tras su marcha a finales de los años 90 el candado de la puerta llevaba diez años cerrado

Cáritas lo vendió, según los propios activistas, al inversor Leopoldo Arnáiz, posteriormente conocido por estar detrás de varios 'pelotazos urbanísticos' como el de Boadilla de Monte, bajo la lupa de la trama Gürtel. Fue entonces cuando este colectivo decidió convertirlo en lo que ellos llamaron el 'Patio Maravillas' tras una 'okupación', un "lugar de reunión para los vecinos del barrio". 

La Policía desalojó este edificio en octubre de 2010 tras una salida pactada con un único deseo del colectivo que lo ocupaba: que se le diese un uso dotacional. Y así fue en un primer momento.

La Parroquia Santiago el Mayor alquiló el edificio para ofrecer actividades culturales, sociales y de acogida de familias del barrio necesitadas propias de la parroquia. Al mismo tiempo, varias asociaciones culturales del barrio desarrollaron actividades paralelas en algunas de las zonas del edificio.

Ahora, la socimi Entrecampos se ha hecho con él y ha pedido la ayuda de la banca -enemiga del colectivo del Patio Maravillas-, concretamente de Bankia, para financiar su adquisición. Los Segura-Rodríguez han firmado una garantía hipotecaria por valor de 2,226 millones de euros a un plazo de quince años y un tipo de interés inicial de 0,99%. 

El edificio cuenta con 1.699 metros cuadrados con uso educativo, según se destaca en la documentación catastral, divididos en siete alturas que, tras una profunda reforma, tal y como destacan desde la sociedad, cederán a un tercero "en forma de arrendamiento" para poner en marcha una residencia de estudiantes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios