Domingo, 18.08.2019 - 03:47 h
La clave está en los peajes

¿Es imprescindible la inversión privada en autopistas? Los expertos creen que sí

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha apostado de forma muy importante en los últimos meses por la colaboración con las empresas. 

Peaje del Huerna, Autopista de peaje, AP-66, AP-6
¿Existiría la red de autopistas actual si se hubiera hecho con empresas privadas? /  EP

¿Es necesario un peaje en la red nacional de autopistas? ¿Y desdoblar las vías en las que aún se paga? ¿La presencia de empresas en la red viaria nacional es positiva? Muchas han sido las preguntas que se han sucedido al respecto del tema de las vías de alta capacidad y los peajes en los últimos meses y que se han intensificado tras la presentación de los programas electorales de los diferentes partidos. Pero lo que está claro es que nuestro país cada vez se acerca más a los modelos internacionales en los que las empresas privadas son necesarias para la puesta en marcha de infraestructuras de todo tipo, desde las carreteras hasta el agua o el ferrocarril. 

En este sentido, Carlos Terré, Head de Project Finance de Scope Ratings, señala que el despertar de la importancia de la colaboración público-privada para financiar infraestructuras en nuestro país es algo positivo. "Ojalá todo fuese así. Por mucho que quieran que las cosas sean financiadas por el sector privado, el sector privado solo va a financiar aquello que vea viable", confirma. 

Del mismo modo, Pascual Fernández, vicepresidente del Consejo General de Economistas, señalaba que la situación de nuestro país ha llevado a un "elevado interés de los mercados financieros en invertir en proyectos de infraestructuras". Es por ello que tal y como señalaba "España resulta particularmente atractiva, por ejemplo, para los fondos de pensiones internacionales y otros inversores institucionales". 

De hecho, en los últimos meses se ha visto como el Ministerio de Fomento, en manos de José Luis Ábalos, ponía en marcha un nuevo Plan de Inversión en Carreteras que irá completamente de la mano del sector privado y estará dotado con hasta 1.000 millones. Del mismo modo, abrían la puerta a la instalación de peajes en la mayor parte de las vías de alta capacidad con el fin de sufragar el mantenimiento de estas infraestructuras. 

Desde el Colegio de Economistas aluden a varias razones para justificar el interés del mercado: en primer lugar, se trata de proyectos a largo plazo, lo que les facilita cubrir sus requerimientos de rentabilidad comprometida con sus futuros pensionistas; además, cuentan con una generación estable y altamente predecible de flujos de caja anuales y tienen un perfil de riesgo moderado. 

Precisamente desde esta institución ven el 'project finance' como una opción de financiación recomendable para la inversión en infraestruturas. "Permite una estructuración financiera eficiente, minimiza las garantías de aportación futura de equity y favorecen niveles de rentabilidad atractivos para el accionista, aún más cuando se comparan las rentabilidades actuales de la Deuda del Estado a largo plazo". 

En este sentido, Terré explica que el 'project finance' "es un tipo de financiación estructurada que busca precisamente hacer posible que capital privado sea utilizado para crear infraestructuras de todo tipo (de transporte, social, de telecomunicaciones, energéticas...), todo lo que al final hace que nuestra civilización funcione. Normalmente son proyectos que, por su dimensión, hacen complicado que se puedan acometer por el sector privado, pero el mercado siempre encuentra solución a estos problemas". 

Esto, sumado a la liquidez actual que existe gracias a la situación de los tipos de interés, hace que haya "mucha liquidez, lo que provoca que muchos inversores busquen oportunidades en España", confirman desde el Colegio de Economistas. 

¿Sería el 'project finance' la solución?

Este método de financiación utilizado en todo el mundo es una oportunidad para nuestro país. Según explica Terré, lo bueno de este sistema es que se pone en marcha cuando "existe un necesidad y como existe una necesidad, existe una demanda latente, real". De este modo, al existir "el potencial de acometer una determinada inversión", se reducen los riesgos de proyectos fallidos. La inversión "estará ligada a una operación o una actividad económica que tendrá flujos de dinero que proceden de los usuarios reales que ese proyecto va a tener", confirma. 

¿Será la solución a la situación de las infraestructuras de nuestro país? "'Project finance', cuando se le deja que funcione de una manera independiente, siempre está ligado a actividades económicas que por definición son viables. Nadie pone el dinero en esa operación si no va a tener esa promesa de los flujos futuros", señala. Por todo ello, "un 'project finance' que no puede dar rentabilidad, es porque no es necesario".

Por ejemplo, para el Head de 'project finance' de Scope, la utilización de este tipo de financiación eliminaría la existencia de casos como "el aeropuerto de Ciudad Real".  "Para poder dar un business plan creíble, tenía que proyectar demanda de uso que nadie se habría creído. Eso obviamente no se financió por el sector privado", confirma. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios