Viernes, 20.09.2019 - 05:52 h
Las cuentas de la sociedad

Piqué cerró su sicav después de disparar las pérdidas que sufría hasta 1,1 millones

Kerad 3 Invest, creada por el jugador culé, acusó problemas con su cartera en el exterior, aunque insiste en que mantendrá la estrategia inversora.

El futbolista Gerard Piqué, fundador y presidente de la empresa Kosmos (EFE)
Gerard Piqué sufre las pérdidas de su Sicav. (EFE)

El año 2018 fue complicado y  llevó a Gerard Piqué a cerrar definitivamente su Sicav. El defensa central del FC Barcelona disparó los números rojos de Kerad 3 Invest Sicav hasta superar la barrera del millón de euros. Fue el resultado que le obligó a reconvertirla en una sociedad limitada en el primer trimestre de este año. Las inversiones internacionales y los fuertes ajustes sufridos en las bolsas son los dos principales factores detrás de estas caídas.

El futbolista dio el paso de abrir su sociedad en marzo de 2013. Entregó la gestión al banco UBS y fue inscrita en la CNMV como una Sicav, una modalidad societaria con importantes ventajas fiscales (tributación del 1% sobre los beneficios), aunque con la obligación de remitir información al regulador y de someterse a su control. Justo seis años después, el pasado mes de marzo, aprobó la conversión.

Detrás de ese giro en la estrategia está, entre otros aspectos, la forma en que puede digerir las pérdidas. Con las Sicavs no puedes compensar los números rojos con créditos fiscales. El año 2018 fue el primero en negativo. Según queda reflejado en las cuentas recién presentadas en el Registro Mercantil por la sociedad, perdió 1,1 millones de euros frente a los 564.000 de beneficios del año anterior. La causa principal hay que encontrarla en el deterioro de su cartera en activos fuera de las fronteras españolas.

Así, la sociedad cerró con una caída de casi 3 millones en el patrimonio hasta los 11 millones de euros. A cierre del año, contaba con 114 inversores, cinco menos que el ejercicio anterior. Pero, como sucede en muchos de estos brazos de inversión, el 99,9% de las acciones estaban en manos de Piqué.

Optimismo pese a la caída

Con todo, Piqué, a través de UBS -que es quien gestiona buena parte de los activos de la antigua Sicav-, mantendrá las inversiones fuera. Pese a que reconoce focos de incertidumbre por la guerra China-Estados Unidos y el temor a una recesión, entiende que una mayor visibilidad sobre la política comercial estadounidense y sobre el Brexit, junto a una estabilización de los indicadores de actividad, "debería de propiciar una mayor calma en los activos de riesgo y una recuperación sustancial de las cotizaciones en los próximos meses".

Entienden que hay aún "atractivas oportunidades" de inversión en acciones globales y activos de mercados emergentes, en un ciclo "que aún tiene recorrido". Los números rojos de este 2018 no han sido un buen augurio. Pero Piqué y su equipo gestor se mantienen optimistas

A cierre del ejercicio, la sociedad tenía en cartera diez sociedades cotizadas, principalmente con bonos. Entre ellas sólo despuntan dos españolas: Mediaset y Red Ferroviaria (Adif). Salió de la petrolera estadounidense EP Energy y de Bombardier. Se mantuvo en Comboios de Portugal (empresa pública de transporte por ferrocarril), Pemex, ICAP Group; la farmacéutica Actavis; la cervecera ABInBeb; la industrial Alcoa y el banco JP Morgan.

El defensa catalán no es el único futbolista de élite, tanto en activo como retirados, que ha creado en los últimos años una Sicav. Iván de la Peña (Peñasen 2002), Álvaro Negredo (New Goal) o Roberto Carlos (Rodasil Inversiones 2002) son algunos de ellos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios