Jueves, 13.12.2018 - 15:24 h
Pérez Dolset pasó tres semanas en prisión

Planeta se prepara para un diciembre negro con la reactivación del 'caso Zed'

La Audiencia Nacional está a punto de citar a declarar a varios de los supuestos implicados, una decisión que, según prevén, afectará a la compañía.

Sede del Grupo Planeta en Barcelona.
Sede del Grupo Planeta en Barcelona.

Se avecina un mes de diciembre complicado para el Grupo Planeta. La compañía presidida por José Creuheras se prepara para encarar el final de 2017 con un problema añadido: la reactivación en la Audiencia Nacional del llamado 'caso Zed'. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García-Castellón, tiene previsto 'resucitar' la investigación relacionada con una presunta trama de subvenciones irregulares con la citación de nuevos investigados y testigos. El grupo editorial, consciente de lo que se les puede venir encima, ya ha abordado la situación a nivel interno.

El caso Zed estalló a Planeta, que llegó a ostentar el 25% de la compañía tecnológica creada por los hermanos Pérez Dolset, en pleno verano. La Fiscalía Anticorrupción presentó una serie de pruebas en las que se apuntaba a presuntas extorsiones para conseguir subvenciones públicas por parte de los ministerios de Industria y Economía durante los gobiernos de PSOE y PP. Mauricio Casals fue el principal damnificado de la investigación, ya que llegó a declarar como investigado aunque más tarde Javier Pérez Dolset, fundador y máximo accionista de Zed, le exculpó ante el juez de cualquier acto al margen de la legalidad.

Ahora, según desvelan a La Información fuentes cercanas al caso, el juez de la Audiencia Nacional tiene previsto citar en su despacho a nuevos investigados y testigos, incluido a algún directivo del Grupo Planeta. Añaden que las Fuerzas de Seguridad han aportado nuevos datos y documentos a García-Castellón y que él está decidido a darle un nuevo impulso a la investigación. Hay que recordar que Pérez Dolset pasó tres semanas en prisión y salió en libertad el pasado mes de julio tras pagar una fianza de 60.000 euros.

Fuentes cercanas a la cúpula de Planeta explican que la situación en el grupo es de tranquilidad ante lo que se avecina para la compañía durante el próximo mes de diciembre. Recuerdan que la primera querella de Anticorrupción no les ha afectado, de momento, e insisten en mantener el respeto a la presunción de inocencia en todo momento. En el seno del séptimo grupo editorial del mundo han concluido en que van a cerrar filas con todos sus directivos de cara a una tormenta judicial que, según prevén, vendrá acompañada de una campaña en su contra en los medios de comunicación rivales. Apoyo sin fisuras, en suma, a todas sus figuras.

Entre los accionistas de Zed también se encontraba el histórico empresario Juan Abelló, presidente de Torreal, que tuvo que declarar como testigo ante la Fiscalía Anticorrupción en el marco de la llamada 'operación Hanta', que es como bautizó la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional a todas las investigaciones relacionadas con Zed. También fueron imputados diversos empresarios rusos [consulte quienes fueron los 19 investigados].

Movimientos en el Grupo Planeta

El cierre de filas ante a la reactivación del caso Zed es importante en una compañía donde el mantenimiento de los equilibrios ha resultado clave en los últimos años. Siempre con José Lara, hijo del que fuera presidente de la compañía, en el foco. De hecho y cuando está a punto de cumplirse el tercer aniversario del fallecimiento de su padre, el consejero delegado siempre ha aspirado a ocupar la presidencia que 'heredó' José Creuheras. Para ello es necesario poner de acuerdo al resto de accionistas: los hijos del malogrado Fernando Lara, que aceptaron el papel de Creuheras, y las hermanas de José Manuel: Inés y Maribel Lara Bosch.

José Creuheras, presidente de Planeta.
José Creuheras, presidente de Planeta.

En todo caso, fuentes internas de la compañía especifican que, pese a que las cartas están sobre la mesa, se antoja bastante complicado un relevo en la presidencia de la compañía a corto y medio plazo. "Creuheras está realmente fuerte y goza de la total confianza de tres de los cuatro accionistas", apuntan. A 'Pepe', como le conocen internamente, le avala su gestión al frente de una compañía que factura más de 3.200 millones al año y que el pasado mes de octubre decidió trasladar su domicilio fiscal a Madrid por el desafió independentista del antiguo Govern catalán.

El Grupo Planeta obtuvo en 2016 un ebitda de 370 millones, un 23% más que en 2015. Las ventas ascendieron a 3.220 millones, un 6% más que el año anterior, lo que indica que una mayor eficiencia en la gestión posibilitó estos resultados. El negocio editorial es la principal fuente de ingresos de la compañía con Atresmedia como punta de lanza de la facturación: entre el 43% y el 44% proviene de la división audiovisual. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios