Viernes, 16.11.2018 - 23:28 h
Es dueña de Abadía Retuerta

¿Por qué la farmacéutica Novartis tiene una bodega en la que pierde 50 millones?

La bodega, dueña del hotel Le Domaine, perdió 1,8 millones en el ejercicio 2017, unos números rojos que ha ido reduciendo en los últimos años.

Imagen de la bodega Abadía Retuerta.
Abadía Retuerta, la bodega que forma parte del grupo Novartis, perdió 1,8 millones en 2017. / Abadía Retuerta

Es el mismo grupo farmacéutico detrás de medicamentos como Sintrom o Voltarén y esconde un secreto en su perímetro. El gigante suizo Novartis es dueño de una de las bodegas con más renombre en el mundo del vino español: Abadía Retuerta. Una propiedad que, en lo económico, arrastra años de pérdidas pero que, también, le permite ser titular de un exclusivo hotel de cinco estrellas, Le Domaine.

Novartis controla la bodega (y el hotel, abierto desde 2012), prácticamente, de rebote. En 1988, la también helvética Sandoz se hizo con el control de la propiedad como permuta de la deuda que habían contraído con ella los agricultores. Sólo unos años después, Sandoz se fusionó con una de sus rivales, Ciba-Geigy. Una unión de la que nació la actual Novartis, que se quedó con Abadía. Y no era una bodega joven, al contrario. A sus espaldas arrastraba décadas de historia, en las que compartió dueños (la empresa de semillas Prodes) con uno de sus vecinos más ilustres: Vega Sicilia.

En la actualidad, Abadía Retuerta es una bodega dentro de la asociación Grandes Pagos de España que, en lo financiero, arrastra años de números rojos. Según el último informe anual de Novartis, la bodega acumula resultados negativos de ejercicios anteriores por un importe superior a los 50 millones de euros. A ellos se suman, además, los 1,8 millones que perdió en 2017, según recoge el mismo documento.

Pese a los números rojos que lleva a sus espaldas, la farmacéutica ha logrado recortar esas pérdidas. En 2016, se situaron en algo más de 2 millones y, un año antes, superaban los 4 millones, según las memorias de la compañía bodeguera.

Ingresos, al alza

Reduce el golpe a sus resultados gracias al incremento de ingresos. Abadía Retuerta aún no ha remitido al Registro Mercantil su memoria de 2017, así que sus últimos datos sobre ventas corresponden al año previo. Entonces, su volumen de negocio dejaba atrás los 10,1 millones. "La división de turismo enológico y las ventas directas en bodega han aumentado por encima de lo presupuestado", destaca la compañía.

Detalla, también, cómo se distribuía esa facturación en función de sus negocios. Pese a la imagen de marca que le permite el hotel, la clave sigue siendo la bodega. En 2016, las ventas de productos vitivinícolas le aportaron 8,4 millones, frente a los 1,7 del hotel.

¿Y cuánto valen los activos de una bodega como Abadía Retuerta? La empresa detalla que otorga un valor contable de 2,9 millones a sus plantaciones y viñedos; de 3,8 millones a sus terrenos; y de más de 1,5 millones a sus barricas.

Sobre el hotel, que está integrado en la abadía del siglo XII que da nombre a la compañía, la sociedad asume que ha realizado un test de deterioro sobre sus activos. En ese último año con datos, el 2016, registró un deterioro superior a los 3 millones de euros. Con ello, el importe acumulado de esta revisión del valor de este activo supera los 36,7 millones de euros. Pese a eso, prevé que los ingresos de Le Domaine caminen al alza en los próximos años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios