Domingo, 17.11.2019 - 13:50 h
Una nueva negociación

La nueva fase de jubilaciones en Orange España afecta a menos de 50 empleados

Los sindicatos esperan iniciar la negociación del nuevo convenio de la teleco en España en las primeras semanas de 2019, tras varias prórrogas.

Laurent Paillassot es CEO de Orange desde octubre de 2015.
Laurent Paillassot es CEO de Orange desde octubre de 2015. / EP

No es un nuevo plan de prejubilaciones, sino la continuación del aprobado tras el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) firmado en 2015. Orange estudia la apertura de un nuevo periodo de adhesiones para aligerar su plantilla en España. Pero su afección será muy reducida: menos de 50 empleados podrán beneficiarse de estas salidas. Se trata de un porcentaje menor en un equipo que supera las 6.300 personas.

El ERE aprobado incluía 435 despidos y un plan de prejubilaciones plurianual que se podía extender durante los siguientes años. En este año 2018 se dio luz verde, tras las conversaciones entre los sindicatos y la dirección de la teleco, a trece nuevas prejubilaciones. Ahora se plantea una última ampliación para el próximo año 2019. Y la afección no va a cambiar demasiado, pues el grueso de la plantilla de la operadora gala es relativamente joven (con edades medias algo por encima de los 40 años).

Antonio Muñoz, representante de CCOO (mayoritaria en el comité), explica que esta medida, comunicada hace unos días a la plantilla, deberá acordarse con la empresa en las próximas semanas para ejecutarla durante el primer trimestre del año. ¿Cuáles son las previsiones de empleados afectados? Son los que tengan 55 años o más durante el año 2019. “Estimamos que entre 30 y 40 empleados podrán acogerse”, explica. ¿Cuántos de esos acabarán saliendo? No está claro. Puede que al ser la última convocatoria con estas condiciones haya más potenciales candidatos.

¿Las condiciones ofrecidas a los prejubilados? Se percibe un complemento del 85% del salario regulador neto (descontado IRPF y Seguridad Social al salario fijo bruto) desde la fecha de salida y con una revalorización del 1% anual. A esto se suma el convenio especial con la Seguridad Social (CESS) de la empresa francesa para completar las cotizaciones tras agotar el desempleo y hasta los 63 años (65 para las adscripciones con 60 o más años).

Al margen de esta extensión del plan, queda por ver si se ejecutará un recorte mayor de empleo en la teleco gala. Desde los sindicatos no esperan que haya movimientos bruscos “a corto plazo”. “Esperamos un tiempo de paz para la negociación del nuevo convenio”, advierte Muñoz. Los ingresos de la compañía se han ralentizado hasta crecer un 2,9% durante los primeros nueve meses del año, rozando los 4.000 millones de euros.

El nuevo convenio sustituirá al que se aprobó a mediados de 2014 y que se ha ido prorrogando hasta este año 2018 En él se contemplaban subidas salariales anuales de hasta el 2%

Vodafone, a la espera

Mientras tanto, Vodafone sigue estudiando una posible reestructuración de su plantilla en España, tras la revisión a la baja de sus previsiones económicas y el consiguiente duro ajuste del valor de su filial en 2.900 millones de euros. Los sindicatos esperan que la dirección de la operadora británica pueda ofrecer más información durante las primeras semanas de 2019.

Las claves se conocerán cuando haya concluido definitivamente la elaboración de ese plan de reposicionamiento estratégico, que también contemplará un impulso a la transformación digital y la mejora de la competitividad de la oferta de servicios en el mercado español.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios