Martes, 31.03.2020 - 04:47 h
Reorganización del negocio

Prisa acelera el reajuste de sus divisiones en vísperas la 'autoventa' de Santillana

El grupo de medios de comunicación celebra este miércoles su junta anual de accionistas con la vista puesta en la reducción de deuda a 935 millones. 

Fotografía de Manuel Polanco
Manuel Polanco, presidente de Prisa.

Prisa se enfrenta este miércoles a la junta anual de accionistas que, previsiblemente, será la más tranquila de los últimos años. Tras la marcha de Juan Luis Cebrián de la presidencia, sustituido por un hombre la familia fundadora, Manuel Polanco, el grupo editor de El País tiene por delante un plan de transformación, de sus sociedades, que recorte la millonaria deuda que le ha condicionado en los últimos años.

Parte de esa transformación viene de la venta de filiales, como el pendiente traspaso del negocio portugués Mediacapital. También de los cambios internos en el control de sus propios activos. El último que ha llevado a cabo afecta a su negocio editorial, Prisa Noticias (con el que abarca cabeceras como As, Cinco Días, El Huffington Post, Smoda o Icon, además de El País); y al de Prisa Participadas, con el que ha controlado la editorial Santillana y Prisa Radio.

Los cambios consisten en la escisión parcial de Prisa Participadas, según ha comunicado al Registro Mercantil. El pasado 16 de abril aprobó, por un lado, transmitir parte de su patrimonio a una nueva sociedad: Prisa Activos Radiofónicos. Con un movimiento similar beneficiará a Prisa Noticias. La compañía ha indicado al registro el cambio, sin especificar qué parte concreta de su patrimonio irá a cada empresa.

Reorganización de la editora

El grupo enmarca este traspaso societario a "reorganización de activos" que está llevando a cabo la compañía y que debe tener lista antes del verano. Parte de esa transformación incluye la creación de la sociedad Prisa Activos Educativos, que se dedicará a la "realización de todas las actividades inherentes al negocio editorial (...) en especial, la edición comercialización y distribución de toda clase de publicaciones y la prestación de servicios editoriales, culturales, educativos, de ocio y entretenimiento", según indicó al Registro.

Santillana es la pata esencial de Prisa, porque aporta el 55% de sus ingresos. En concreto, en 2017, la división editorial logró una cifra de ventas de 656 millones de euros. Y fue el 78% del Ebitda ajustado del grupo, en concreto, le supuso 187 millones de euros al cierre de 2017.

Y es un eje de actividad que va a 'autovenderse'. El 75% del capital de Santillana que posee (el otro 25% es de la firma Victoria Capital Partners) lo traspasará antes del 30 de junio a una nueva sociedad controlada íntegramente por Prisa: Holdco. Financiará esa operación con los 563 millones de euros que obtuvo de la reciente ampliación de capital, a la que acudieron la mayoría de sus accionistas de referencia. Holdco también asumirá la totalidad o parte de la deuda de Prisa.

Ese pasivo no está claro, porque depende de que Prisa cierre la venta de Mediacapital. Con la desinversión de su negocio portugués, pendiente de que lo aprueben las autoridades de competencia lusas, prevé lograr algo más de 320 millones de euros y dejar su deuda en 935 millones. Si no concluye ese movimiento, su pasivo financiero quedará en 1.367 millones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING