Domingo, 22.09.2019 - 00:13 h
Prueba de fuego en España

La sacudida en Tesla pasa factura a su cúpula: 16 directivos salen en sólo un año

La rotación entre los principales nombres del fabricante es de las más altas de la industria, entre críticas a su fundador por la forma de gestionar.

La rotación de directivos de Tesla es una de las más altas de la industria
La rotación de directivos de Tesla es una de las más altas de la industria. / Tesla

Dane Butswinkas es un veterano abogado basado en Nueva York. Fue el encargado de defender como asesor externo al máximo directivo de Tesla, Elon Musk, en el caso de la sanción por sus tuits sobre la venta de la compañía. En diciembre, el fundador decidió contratarle como el abogado general. Sólo ha durado dos meses, pues regresará al prestigioso despacho Williams & Connolly. Es el último ejemplo de un auténtico éxodo de directivos que ha acabado con casi una veintena de salidas en la cúpula. La convulsión en torno al fabricante de vehículos eléctricos y su cultura ha acarreado una de las tasas de rotación más altas de la industria.

El contexto en la compañía hoy es muy complejo. No sólo por la presión del mercado, ante unas 'tripas' financieras que han despertado críticas. También por las dificultades para mantener el nivel de crecimiento y responder a la demanda generada entre los compradores de la marca estadounidense. Eso ha llevado a que el ambiente no sea fácil de soportar por buena parte de los directivos que han pasado por la compañía en el último año.

El caso más paradigmático es precisamente el del jefe de finanzas, Deepak Ahuja, que decidió hacer las maletas por segunda vez hace menos de un mes. Llegó a la compañía en el año 2008, uno de los peores momentos para el fabricante. Y logró diseñar con éxito la salida a bolsa. Ahora, en plena batalla por lograr estabilizar las finanzas de la compañía, y meter en cintura a Elon Musk, decide dar un paso atrás. Su sucesor, el 'número 2' en el equipo financiero, ya se enfrentó al CEO en una ocasión recientemente, según relataba hace unos días la CNBC, cuando éste quería destinar 7.000 millones de dólares a un proceso de automatización y él le recomendó, prudentemente, que ese 

A estos dos casos hay que sumar otros muchos que se han acumulado sólo en el último año, en el que las turbulencias en Tesla se han intensificado de manera decisiva. Entre el mes de febrero de 2018 y hoy, Elon Musk ha visto cómo 16 altos directivos han decidido poner tierra de por medio. Entre ellos destaca la responsable global de recursos humanos, o los 'números 2' de las áreas de ingeniería y de operaciones relacionadas con la energía. También ha habido una alta rotación entre mandos más intermedios.

Un ambiente difícil de soportar

¿Por qué surge este éxodo de directivos? Por un lado, está el propio Musk, cuya relación con el equipo no es fácil. Tiene fama de jefe duro. "Esto es una evidencia más", explicaba un capitalista de riesgo de Loup Ventures a CNBC. Pero ese no es el único factor. También se encuentra la cultura laboral, muy exigente y con ritmos muy altos. "Ese tipo de cultura de empresa realmente no funciona para todos", apuntaba  Business Insider un analista de la firma especializada en automoción Autopacific.

Esas son las causas. Pero al margen de la explicación, lo que resulta evidente es que se trata de uno de los mayores retos que tiene Musk por delante: cómo tratar de frenar esta sangría. Ésta puede generar también un serio problema de reclutamiento de cara al futuro y, sobre todo, una concentración muy peligrosa de poder en el máximo directivo, algo que han tratado de reducir algunos de los consejeros en los últimos meses tras los escándalos vividos

Primera prueba de fuego en España

Mientras tanto, la compañía se enfrenta a un momento clave en el mercado español. Durante el próximo mes de marzo se producirán las primeras entregas, según los planes del fabricante, a los compradores del Model 3, el modelo de 'bajo coste' de la compañía (sale a al venta por 59.100 euros). ¿Habrá retrasos tras los acumulados en este último año y medio? Es una incógnita. En algunos de los países europeos ya han llegado las primeras unidades.

El año 2018 no ha sido especialmente positivo para Tesla en cuanto a ventas en España. Según los datos de la patronal de los fabricantes de automóviles, la compañía norteamericana vendió un 16% menos de unidades. En total, se matricular 323. El español sólo es uno de muchos retos que hoy por hoy tiene por delante.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios