Nuevo máximo histórico 

Ether: qué es, cómo funciona y en qué se diferencia esta criptomoneda de Bitcoin

La cadena de bloques 'Ethereum' fue desarrollada por primera vez en 2013 por Vitalik Buterin, un joven ruso de 19 años, afincado en Canadá y entusiasta de las monedas virtuales. 

Ether: qué es, cómo funciona y en qué se diferencia esta moneda de Bitcoin
Ether: qué es, cómo funciona y en qué se diferencia esta criptomoneda de Bitcoin
Canva

La moneda virtual por excelencia, aquella que la mayoría (por no decir todos) nombraría la primera en la lista, es el Bitcoin que lleva desde comienzo de año centrando todos los focos (sobre todo después de que Tesla anunciase una inversión de 1.500 millones de dólares en bitcoins). Pero huelga decir que no es la única. A su sombra y casi sin hacer ruido, hay otra criptomoneda que lleva los últimos días marcando máximos históricos e imponiendo su tecnología: el Ether. 

En la actualidad hay alrededor de 7.000 monedas virtuales. Todas ellas se basan en la tecnología blockchain, que es la cadena de bloques que funcionan, por decirlo de algún modo más sencillo, como libros de contabilidad en línea que mantienen registros de información permanentes. Esos registros son verificados continuamente por una red de nodos informáticos similares a los servidores, que se controlan de forma descentralizada. La tecnología que se utiliza para desarrollar esas cadenas puede ser diferente, y es aquí donde entra Ethereum. 

Qué es Ethereum 

La cadena de bloques Ethereum fue desarrollada por primera vez en 2013 por Vitalik Buterin, un joven ruso de 19 años afincado en Canadá y entusiasta de las criptomonedas. Uno de sus objetivos iniciales con esta plataforma open source era que los desarrolladores la pudieran utilizar para crear nuevos tipos de aplicaciones, así como ejecutar contratos inteligentes, acuerdos financieros, contratos, etc. Todo mediante código.  

Para realizar todas esas operaciones, se creó el Ether como método de pago. Es hoy por hoy, la segunda moneda más utilizada que tiene una capitalización de casi 2.000 millones de dólares. Sirve para pagar todas las operaciones y transacciones que tienen lugar dentro de Ethereum y, además, como 'retribución' para todos sus 'mineros' (los individuos que utilizan ordenadores de alta potencia para verificar las transacciones) que, posteriormente, pueden inyectar de nuevo ese dinero virtual en el mercado. Esto último es otra forma que tienen para aumentar el número de Ethers que hay en circulación. 

En qué se diferencia de Bitcoin

La diferencia entre Ethereum y Bitcoin, es, básicamente, que el primero es mucho más que una criptomoneda, tal y como venimos contando. La tecnología de Ethereum es más robusta que la de Bitcoin, ya que permite la creación de aplicaciones descentralizadas. Es por esto que existe The Enterprise Ethereum Alliance, un subgrupo de compañías de Fortune 500, que han acordado trabajar juntas para aprender y desarrollar la blockchain de Vitalik Buterin. 

Por eso, lejos de lo que pueda parecer, Ether y Bitcoin no son rivales, o, al menos, no lo consideran así sus creadores. La idea de la primera es que las aplicaciones descentralizadas no solo permitan crear criptomonedas, sino también cualquier otro tipo de programa. 

Esta última característica la desmarca aún más de Bitcoin y, probablemente, de su futuro especulativo. El Bitcoin 'se vende' como una divisa o moneda reserva y aspira a equipararse al oro como activo refugio. De hecho, la cantidad máxima de Bitcoins que se puede producir es de 21 millones, lo que introduce escasez en el mercado. Sin embargo, el Ethereum tiene detrás usos industriales, como sistemas de pago o financiación pública. Aún así, el auge de su moneda también se debe al rally especulativo de las criptomonedas.

Mostrar comentarios