Domingo, 19.05.2019 - 23:13 h
Integra su negocio con el de Zara

¿Qué gana y qué pierde Inditex con el adiós a la vida en solitario de Zara Home?

La cadena de decoración creada en 2003 mantiene sus tiendas pero la operativa de la enseña se liga a la cadena de moda para buscar sinergias.

Exterior de una tienda de Zara Home en San Sebastián.
Exterior de una tienda de Zara Home en San Sebastián. / Inditex

Zara Home no va a cumplir la mayoría de edad como cadena independiente. El gigante textil Inditex acaba de decidir la unión de los destinos de su división de decoración y artículos para el hogar y el de su enseña estrella. Dejará de desglosar sus datos y ya no tendrá una vida en solitario. Un anuncio que, prácticamente, ha realizado de la misma manera que creó la cadena: con sigilo. Si en 2003 empezó a abrir tiendas de decoración sin hacer ruido, ni anunciar a bombo y platillo que se adentraba en un nuevo negocio, ahora la multinacional gallega anuncia que cambia el paso con Zara Home aprovechando la presentación de resultados anuales que realizó el pasado miércoles. 

Una decisión, hasta cierto punto sorpresa, porque los cambios de paso no son excesivamente habituales en la multinacional de Arteixo. En los últimos años, prácticamente, ha permanecido invariable: las mismas filiales y el mismo rumbo de navegación. Inditex ha basado su estrategia en la integración del negocio de las tiendas físicas con el online, sin poner en marcha nuevos negocios, una de las críticas que le han echado en cara en los últimos meses las casas de análisis, al dudar de la capacidad de crecimiento de la compañía gallega. La última cadena que lanzó al mercado fue Uterqüe, en 2008.

¿Por qué lo hace ahora?

La dueña de Massimo Dutti, Bershka y Pull & Bear afirma que busca sinergias. Quiere aprovechar las tiendas de Zara para introducir las colecciones de Zara Home, algo que tampoco es del todo nuevo, porque ya vende sus artículos de decoración en algunos de los establecimientos de su buque insignia, como el Zara de Alberto Aguilera (en Madrid), en uno de sus 'flagship' de Londres o en San Petersburgo (Rusia).

Y también puede aprovechar las redes de locales de ambas enseñas como punto de recogida de las compras online de una y otra. Eso sí, Zara Home es significativamente más pequeña. Suma 603 establecimientos al cierre de 2018 (el ejercicio que concluyó el 31 de enero), frente a los 2.131 de Zara. Logra mucha más capilaridad con esta enseña, lo que al final, le permitirá hacer crecer en volumen a Zara Home sin necesidad de acelerar la expansión de la cadena.

"La idea que tenemos a futuro es considerarla como una cuarta opción de Zara", explicó Pablo Isla en la rueda de prensa de presentación de resultados anuales, tras las colecciones de mujer, hombre y niños. Aspira a lograr "sinergias operativas y de funcionamiento". Y despejó las dudas sobre el futuro de sus establecimientos de decoración. "Las tiendas van a seguir abiertas. Es un paso lógico en la vida de la cadena", resumió.

La cadena que menos crecía

Detrás de la decisión de unir Zara y Zara Home también hay criterios económicos. De 2018, una vez integradas, ya no ha desvelado datos desglosados. Un año antes, sí lo hizo. Y la división de decoración era la enseña que menos crecía. Sus ingresos avanzaban a un ritmo del 7%, por detrás del 8% de Zara y muy lejos del 17% que repuntaba Uterqüe.

Ese año, Zara Home ingresó 830 millones de euros, mientras Zara rebasaba los 16.620. En 2018, ya integradas, aportaron a la multinacional fundada por Amancio Ortega más de 18.020 millones de euros.

También el negocio de decoración era menos rentable, el retorno por capital empleado en Zara Home, al cierre de 2017, era del 24% mientras Zara en solitario llegaba al 30%. A partir de ahora, ambas marcas unen sus destinos e Inditex competirá, sin desvelar datos en sus informes, con otros rivales que también ven una oportunidad de negocio en la decoración, como H&M o Primark.

Ahora en Portada 

Comentarios