Hay varios tipos

Qué son los dividendos de la banca y qué implica la última decisión del BCE

Tras varios meses con el reparto de dividendos a los accionistas vetado, el supervisor bancario ha decidido permitir el reparto pero con unos límites de hasta el 15% del beneficio. 

Qué son los dividendos de la banca y qué implica la decisión del BCE
Qué son los dividendos de la banca y qué implica la última decisión del BCE
Canva

Era una de las decisiones que en las últimas semanas mantenía en vilo al sector bancario. Finalmente, la postura del Banco Central Europeo (BCE) llegó durante la tarde de ayer: pide a las entidades de la zona euro no repartir dividendos o limitar su pago hasta el 30 de septiembre de 2021. Esto como consecuencia de la incertidumbre que ha generado el impacto económico por la pandemia, aunque en algunos casos los permite con condiciones. 

Pero, ¿qué significa esto? Vayamos por partes. El dividendo es la parte de los beneficios que una empresa entrega a sus accionistas en concepto de retribución al inversor, según detalla Andbank. Dicho de un modo más sencillo, si un accionista posee X acciones de, por ejemplo, el BBVA, tendrá derecho al pago de un dividendo. 

Hay varios tipos: los ordinarios, que suponen el reparto del dividendo correspondiente al beneficio de un ejercicio, y los extraordinarios, que, como su propio nombre indica, tienen relación con algún acontecimiento extraordinario. Forman parte de la base imponible del ahorro y llevan aparejado un tipo impositivo fijo: 19% para cantidades inferiores a 6.000 euros y 21% para las que lo superen. 

La decisión del BCE 

El supervisor ha hablado de "moderación extrema" a la hora de recomendar a los bancos sobre el reparto de dividendos. "Los bancos que pretenden pagar dividendos o recomprar acciones deben ser rentables y tener trayectorias de capital sólidas", admite el BCE en un comunicado. El supervisor señala que los bancos deberán comunicar a su Equipo Conjunto de Supervisión la propuesta de aplicación del resultado "para discutir si el nivel de distribución previsto es prudente".

Esto supone que la banca no podrá distribuir dividendos provisionales con cargo a sus ganancias de 2021, una práctica común en el mercado financiero. Pese a ello, y con la revisión de su recomendación, el BCE reconoce una mejora de la incertidumbre en las proyecciones macroeconómicas en los últimos meses. "A pesar de los desafíos en curso, las previsiones revisadas se acercan al escenario central utilizado en el análisis de vulnerabilidad realizado por el BCE en el primer semestre del año, que confirmó la resistencia del sector bancario europeo", admite.

Mostrar comentarios