Martes, 10.12.2019 - 23:43 h
Gracias a sus 11 Copas de los Mosqueteros

Nadal, el 'Rey de Roland Garros', supera los 100 millones de dólares en premios

A lo largo de su carrera, desde su debut en 2002, el tenista español ha ganado más de 300 millones de dólares. Aún tiene por delante a Roger Federer. 

NAdal gana su 11 Roland Garros
Rafa Nadal tras su undécima victoria en Roland Garrós. / EFE

Es el indiscutible 'Rey de Roland Garros'. El único tenista capaz de sumar en su palmarés 11 Copas de los Mosqueteros, el emblemático premio con el que se corona a los triunfadores en la pista parisina. Este año, además, con un premio al alza, porque el vencedor no sólo se ha llevado 2.000 puntos (que permitirán a Nadal afianzarse como número 1 de la clasificación de la ATP), también 2,2 millones de euros con los que dar aún más brillo a su palmarés económico.

Gracias a su indiscutible victoria frente al austriaco Dominic Thiem, Nadal defiende un reinado que le ha permitido alcanzar los 100 millones de dólares sólo gracias a los premios conseguidos a lo largo de su carrera, el equivalente actual a 84 millones de euros. Una cifra que, antes que él, sólo había alcanzado otro tenista, su rival (y amigo) Roger Federer.

Ambos han dominado el tenis durante los últimos años y eso se ha visto reflejado en las fortunas que han logrado acumular, sobre todo, con el patrocinio de multinacionales. Ahí, Rafa tampoco ha conseguido superar al tenista suizo. En lo que va de año, antes de su victoria en París, el manacorí había ingresado algo más de 41 millones de dólares, mientras Federer se va por encima de los 77 millones, según las estimaciones realizadas por la revista Forbes. Como comparación, Cristiano Ronaldo ha alcanzado en lo que va de 2018 los 108 millones de dólares; y Messi, los 111 millones.

Al abanderado olímpico español han confiado su imagen compañías como Nike, Kia, Telefónica, Mapfre o Banco Sabadell. Esa ha sido la principal clave de su patrimonio que, ya en 2016, superó los 300 millones de dólares desde su debut en 2002, según la citada publicación estadounidense. El suizo Roger Federer, entonces, ya rebasaba los 560 millones de dólares.

Su dominio de la tierra batida no se ha quedado ahí, sino que el mejor tenista español de la historia también ha construido un 'holding' empresarial con luces y sombras en lo que a resultados económicos se refiere.

El pilar de su entramado societario es la patrimonial Debamina. De ella depende otra sociedad, Aspemir, a través de la que canaliza inversiones en más de una docena de sociedades. No sólo ha apostado por el movimiento que suelen dar la mayoría de los deportistas (gestionar sus derechos de imagen y crear una escuela de jóvenes talentos que lleve su nombre), también tiene intereses en firmas ligadas al sector inmobiliario, a la hostelería o a las energías renovables, como Caronte Energía Solar o Guetaria Renovables.

A través de Aspemir, Nadal suma un patrimonio de 56 millones de euros, según su memoria de 2016, el último año con datos publicados en el Registro Mercantil. Un año en el que los mayores éxitos empresariales le llegaron de la mano de Goramendi Siglo XXI, la sociedad con la que comercializa sus derechos de imagen, que administra su padre Sebastián Nadal y con la que ganó más de 8,7 millones de euros. Una firma que ha estado bajo la lupa de la Agencia Tributaria, que ha investigado sus pagos por Impuesto de Sociedades e IVA. También Aspemir da alegrías al manacorí porque, ese mismo año, logró un beneficio ligeramente superior a los 3,3 millones.

Gráfico de sociedades de Rafa Nadal.

Con otros negocios no tiene la misma suerte. En ese 2016, Rafael Nadal Tennis Academy cerró con números rojos por valor de 288.000 euros. Fue su firma con pérdidas más altas. Las otras tres participadas en negativo: Centre Esportiu Manacor (que perdió 179.000 euros), Rafael Nadal International School (-60.400) y Fitness Macacor (-11.900). También tiene pérdidas, pero mínimas, en sus negocios de renovables. Además, está presente en el accionariado de International Sports Connection (donde tiene una participación del 25%), dedicada a la intermediación y el asesoramiento deportivo, que sí cerró ese año en positivo, porque ganó 15.900 euros.

Esa dispar evolución hizo que Debamina, la matriz, perdiera 4.500 euros en 2016. Habrá que ver si, en 2017, el año que rindió a la pista central Philippe-Chatrier con su décima victoria, también logró dar la vuelta a sus resultados empresariales menos brillantes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING