Sábado, 21.09.2019 - 11:12 h
Varias sociedades en pérdidas

Las renovables hacen un roto a Nadal: inyecta otros 17 millones en su empresa

El tenista ha dado así un respiro al capital de Aspemir, empresa a través de la que canaliza la mayoría de sus inversiones. 

Rafa Nadal
Nadal tira de talonario: 17 millones para la firma con la que opera en renovables. / EFE

Del tenis a las empresas, pero sin los mismos resultados. Rafa Nadal, con meses aún por delante para su próximo gran torneo, ha tenido que insuflar 17 millones de euros más a su sociedad de inversión, Aspemir, con la que, entre otras cosas, ha entrado -sin mucho éxito- en el mundo de las energías renovables, según la documentación remitida al Registro Mercantil. De hecho, el conjunto de empresas que el tenista ha aglutinado bajo esta marca no parecen despegar, al punto de contar con constantes pérdidas durante los años. 

Esta vez han sido 17 millones, apenas una parte minúscula de lo que lleva ganado solo con sus torneos -sin sumar las cantidades por derechos de imagen, la parte más jugosa de sus ingresos-, pero es la segunda vez que tiene que hacerlo en apenas dos años. Ya a finales de 2017 se vio obligado a inyectar 14 millones más. Un pequeño quebradero de cabeza para probablemente el mejor deportista de la historia de España.

De hecho, la estructura societaria del manacorí es más que compleja. Él no administra ninguna de las firmas; las tiene repartidas entre varios miembros de su familia e incluso a través algunos amigos. Nadal puso la matriz, Debamina SL, en manos de su padre, Sebastián Nadal, a mediados de 2011, un año en el que perdió hasta seis finales frente a su eterno rival, Djokovic. Por su parte, de Aspemir, a la que ahora ha inyectado dinero, se encarga su madre, Ana María Parera, que la gestiona desde el año 2015.

Eso sí, según los datos del Registro Mercantil, Rafa sigue ostentando el 100% de los títulos de todas las compañías. Empresas dedicadas al mundo del deporte, a las energías renovables, a la administración de sus propios derechos de imagen e incluso al 'ladrillo'... Nadal dejó atrás la idea clásica de firma de deportista que se queda solo en la gestión de la publicidad y decidió, junto a sus padres, dar un paso más en el mundo empresarial. Pero no ha hecho más que perder dinero. 

Goramendi Siglo XXI, la firma dedicada a la comercialización de los derechos, iba viento en popa con más de 8 millones de beneficios durante 2016 hasta que entró en números rojos en el ejercicio de 2017. Lo mismo ocurre con Rafa Nadal International School, su empresa dedicada a la "educación secundaria en general", tal y como ellos mismos detallan en sus cuentas, que sigue cosechando pérdidas constantes. 

Incluso las energías renovables, que prometían ser el dorado de su cartera de inversiones, no fueron bien en sus inicios pese a que están tratando de remontar durante los últimos meses. De esta forma, Guetaria Renovables, firma de la que ostenta un 70% con Aspemir y el 30% restante a través de su también marca Vidres Mallorca, no conseguía llegar a los números negros. Las pérdidas se sucedían ejercicio tras ejercicio. En cambio, en 2017 las cosas cambiaron de la mano de la mejora de las cifras generales del sector y la firma ha conseguido remontar y dejar atrás el negativo. 

No ha tenido tanta 'suerte' la marca dedicada a la energía solar. Caronte, participada de la misma forma que Guetaria, no ha conseguido despegar. De hecho, desde su creación en 2010 escribe cada ejercicio sus cuentas en tinta roja. Pérdidas simbólicas, pero que muestran la pasividad con la que las inversiones del tenista se desarrollan a lo largo de los años. 

Los otros negocios de Nadal

Pero no todo son malas noticias para Nadal. El manacorí ha entrado recientemente en otros negocios -más allá de estas sociedades-, sobre todo en el sector inmobiliario, con varios históricos de este mercado -Abel Matutes Jr. y Manuel Campos- a través de su participada Mabel Capital. La última apertura, de la mano del propio Matutes, ha sido la de un lujoso club de tenis en Riviera Maya. Este negocio complementa a la 'Rafa Nadal Academy by Movistar', ubicada en la Mallorca de origen del deportista. 

El siguiente paso en esta asociación tendrá lugar dentro de solo unos meses cuando se abra el que será el segundo 'Rafa Nadal Tennis Centre'. El lugar elegido para ello es Halkidiki, en Grecia, que acogerá a partir del próximo mes de abril este nuevo negocio del tenista. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios