Lunes, 22.07.2019 - 23:18 h
Espiral de precios bajos

Las rebajas ya ni esperan al verano: numerosas marcas ya tienen descuentos

Como viene sucediendo en los últimos años, las firmas de ropa han vuelto a adelantar sus descuentos de cara al verano, cuando éste ni ha llegado.

Rebaja, rebajas, compra, compras, comprar, comprando
Muchas tiendas ya han puesto sus rebajas de verano / EP

Quedan todavía algunos días para que entre oficialmente el verano, aunque las temperaturas que hemos tenido en esta primavera hayan sido más veraniegas que otra cosa. Si bien el sector textil ha vuelto a llevar su calendario al límite este año, en un momento en el que debe remontar tras un 2018 para olvidar. Porque a pesar de que la recuperación económica se ha dejado sentir en la mayoría de sectores, a éste le está costando, y el ejercicio anterior sus ventas cayeron un 2,2%.

En estos meses de 2019, la situación va poco a poco recuperándose. En marzo, las ventas crecieron un 11% respecto al año anterior, si bien en abril cayeron un 9% y en mayo volvieron a recuperarse un 3%. Así, según la patronal Acotex, en lo que va de año el textil se anota un aumento de los ingresos del 2,4%, si bien la inestabilidad es evidente. Por ello, numerosas marcas y firmas tienen ya preparada la artillería que se ha convertido en algo perenne en el sector, las rebajas.

Porque, sin haber llegado aún el verano, numerosas firmas tienen ya puestas sus rebajas de esta temporada, las cuales han lanzado en los últimos días. Y no hablamos de tibios descuentos. Se trata de rebajas que, en algunos casos van hasta el 70%. Es el caso de Women'Secret, del grupo Tendam (antiguo Cortefiel), que ya vende su ropa de baño a mucho menos precio que el de salida. Por su parte, el resto de firmas de la compañía, como Cortefiel o Springfield, tienen la colección de verano al 50%.

Igual sucede en Bimba y Lola, que tiene descuentos del mismo porcentaje, la francesa Pimkie, o &Other Stories, del grupo H&M. Estas marcas ya están oficialmente en rebajas, pero el resto tampoco se queda fuera del círculo interminable de descuentos, pues algunas del grupo Inditex, como Pull&Bear o Bershka, tienen descuentos de entorno al 30% en prendas seleccionadas, las llamadas, mientras que Zara tiene su estelar sección 'Special Prices', con prendas casi a la mitad de precio.

Así, el textil ha llegado a un punto en el que vive inmerso en una rebaja interminable que está provocando una reducción de los márgenes que hace insostenible el modelo de negocio y que, de cara al futuro, puede acabar estallando ante la evidente burbuja de precios bajos que existe.

"Las rebajas son la lacra del sector"

Las marcas mayoritarias han elegido esta estrategia de precios bajos constantes para posicionarse en un momento en el que la venta online a través de grandes portales como Amazon se ha posicionado como su principal competencia. El pasado año, la compañía de Jeff Bezos facturó solo en España un 82% más, hasta superar los 400 millones de euros, además de que acapara el 7,5% de las ventas online, por delante del resto de operadores.

Y si por algo brilla este 'ecommerce' es por sus bajos precios y la posibilidad de hacerse con los mejores 'chollos', de ahí que se haya convertido en un fenómeno mundial. Por ello, los operadores tradicionales se han visto arrastrados por esa política de precios bajos para poder competir, aunque por márgenes sea "muy perjudicial" para el sector, como indica la patronal.

El presidente de Acotex, Eduardo Zamacola, asegura que los descuentos constantes "son la mayor lacra del sector" actualmente. Como explica a este medio, las marcas han acostumbrado al cliente a tener siempre rebajas en sus productos, "por lo que ahora, de cara al verano, si quieren vender las colecciones no tienen más remedio que poner ya las rebajas, porque si no, los clientes no les van a comprar, no tendrán otro aliciente". Así, la patronal mantiene que el sector no va a ser sostenible a medio plazo.

"No es normal que las rebajas empiecen de forma oficial el 1 de julio, que es cuando la gente coge vacaciones y prácticamente comienza el verano, es una barbaridad. Igual sucede con las de invierno el 7 de enero, cuando realmente entra el frío en España. Tendrían que ser en marzo y en septiembre, cuando ya se agotara la temporada", sostiene Zamacola, quien recomienda terminar con esta vorágine y que las firmas empiecen a trabajar para dotarse de atributos que atraigan al cliente, y no vía precio bajo.

"El comercio debe dar una experiencia al cliente que haga que no le importe pagar más, porque de lo contrario el modelo corre peligro y solo sobrevivirán los que vendan grandes volúmenes", advierte el presidente de Acotex. El problema es que la liberalización del sector no permite que se puedan regular los periodos de rebajas, "que además no tendría sentido ante el aluvión de descuentos en Internet". Por ello, propone reordenar el sector y que las marcas tomen conciencia para evitar un colapso que pondría a todos en jaque.

Y puede que la solución esté en el movimiento sostenible que poco a poco se va imponiendo en la moda. Ya no solo para apostar por tejidos naturales y respetuosos con el medio ambiente, sino también por una forma de producción más controlada, más limitada y con menos colecciones, de modo que no se malgasten recursos y que también se evite el enorme dispendio consumista actual. De este modo, educando al cliente en otra forma de consumir es posible que el sector genere valor y riqueza de verdad y no se vea preso de las rebajas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios