Ocupó cargos de relevancia en el Gobierno

La elección de Ruiz para presidir Elcano cuestiona su independencia en REE

El nuevo primer espada del 'think tank' ocupa desde hace dos años una posición en el consejo de la firma semipública. El Estado ya tiene 3 puestos de 12 en el consejo de la eléctrica y solo un 20% del capital. 

José Juan Ruiz, nuevo presidente de Elcano
José Juan Ruiz, nuevo presidente de Elcano
Twitter

El Real Instituto Elcano tiene nuevo presidente. El pasado martes 2 de febrero una reunión extraordinaria del 'think tank' en la que se encontraban como representantes del Gobierno Nadia Calviño, vicepresidenta Tercera y Ministra de Asuntos Económicos, y Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores, decidía el 'cese' del hasta ahora primer espada de la institución, Emilio Lamo de Espinosa, y el nombramiento del nuevo presidente, José Juan Ruiz, un antiguo conocido del PSOE que ocupó cargos de relevancia en diferentes gobiernos socialistas. Además, desde marzo de 2019, Ruiz es también consejero independiente de la semipública Red Eléctrica, independencia que para muchos se pone ahora en cuestión tras su nombramiento como presidente de Elcano. 

El consejo de administración de Red Eléctrica está formado por doce miembros, presidenta, consejero delegado, tres consejeros dominicales y siete independientes, entre los que está el recién nombrado presidente de Elcano. El Estado tiene, de acuerdo con los registros oficiales, un 20% del capital, por lo que solo contando a los tres dominicales, ya tendría una cuota superior al porcentaje del accionariado que representa. 

En medios políticos se entiende que otras figuras como la de Ruiz también estarían vinculadas de una u otra forma al Gobierno, respaldando su estrategia en la compañía pese a que su silla es de independiente, es decir, técnicamente no representa los intereses de los accionistas mayoritarios. Ahora, con su nombramiento como presidente de Elcano esta idea cobra más fuerza aún, pues según confirman a este medio fuentes conocedoras, su elección habría sido decisión de la ministra de Asuntos Exteriores, Arantxa González Laya, que habría comunicado al presidente saliente, Lamo de Espinosa, su cese de forma repentina.

Según se refleja en la propia nota que Elcano emitió con motivo del nombramiento del nuevo presidente, uno de los puntos clave para su elección fueron precisamente los "puestos de responsabilidad" que ejerció en el Ministerio de Economía, Hacienda y Comercio durante los diferentes gobiernos de Felipe González. Entre ellos destaca su etapa como Subsecretario de Economía Internacional y Competencia del citado ministerio, justo después de abandonar el Comité de Dirección tras sus primeros años como Jefe de Gabinete del Secretario de Estado de Economía con Pedro Pérez. Ruiz también fue miembro de los consejos de administración de entidades públicas como el INI, Renfe o Tabacalera. 

Pero la idea de que el Estado está sobrerrepresentado en el consejo de Red Eléctrica no es nueva. Fuentes al tanto de lo que pasa en el seno de la compañía semipública recuerdan que desde hace años los inversores privados de la entidad -en su accionariado hay grandes fondos como BlackRock- llevan poniendo de manifiesto esta situación. Incluso, según confirman otras fuentes, han llegado a plantear eliminar una de las sillas de dominical que ostenta SEPI, órgano a través del que el Estado ostenta su participación. 

Hasta ahora, los diferentes gobiernos han podido esquivar esta solicitud, pero el nombramiento de Ruiz como presidente de Elcano supone para muchos poner en cuestión su papel como independiente en el consejo de administración del operador del sistema eléctrico. Este hecho revive las tensiones del pasado en el accionariado en el mismo momento en que el Ministerio de Hacienda, titular de las acciones de Red Eléctrica a través de SEPI, busca nuevo presidente para el hólding. 

El papel de Lamo de Espinosa

Emilio Lamo de Espinosa, el ya expresidente del 'think-tank', fue uno de sus fundadores y primer director del Real Instituto Elcano. Durante sus años en la institución ha conseguido una notable mejora en la reputación internacional del Instituto hasta ser el número dos de Europa Occidental, profundizando en su institucionalización con la incorporación al patronato de todos los expresidentes del Gobierno vivos. Además, durante este periodo, el Instituto ha impulsado su integración en las redes internacionales de 'think tanks' más prestigiosas, entre ellas el T20, que reúne a los foros de los países del G-20..

En los últimos años, además, se ha producido una diversificación y aumento de la financiación, pasando del 66% privado, y 33% público inicial, a la actual composición, que ha rebajado la aportación de los patronos públicos al 17%, mantenido la de los privados e incluido un 17% de otras fuentes, nacionales y extranjeras. Para ello se han firmado, según el propio instituto, docenas de convenios con entidades de todo tipo, entre ellas proyectos financiados por la OTAN, o por la UE en el marco del Horizonte 2020. 

Mostrar comentarios