Jueves, 19.09.2019 - 11:44 h
REE cumple las condiciones de la Comisión

Sevilla comunica a la CNMC la compra de Hispasat pendiente de flecos con Defensa

La compañía espera indicaciones del Gobierno para decidir sobre la participación del 43% en la empresa de servicios estratégicos y militares Hisdesat.

Jordi Sevilla planea inversiones en REE de 7.000 millones.
Jordi Sevilla planea inversiones en REE de 6.000 millones. / EFE

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), Jordi Sevilla, no quiere más líos de los estrictamente necesarios. La compañía ha informado ya a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) de la compra del 89,68% de la compañía de satélites Hispasat a Abertis por 949 millones de euros y prepara documentación adicional para demostrar que la operación no afecta a los parámetros de solvencia que exige la comisión para evitar sustos en las compañías con ingresos regulados, según fuentes de la empresa. 

La información de REE a la CNMC va  más allá de lo que marca la normativa. REE no compra Hispasat a través de la matriz, sino mediante la filial Red Eléctrica Sistemas de Telecomunicaciones (Restel), por lo que la operación no tiene la obligación formal de pasar por la sala de Regulación. Pero la compra pasará tanto por la sala de Competencia -que se encarga del control de concentraciones empresariales- como por la sala de Regulación, a la que se ha comunicado la operación. La compra de Hispasat no preocupa especialmente en la CNMC, pero Sevilla no quiere flecos en su primera gran compra tras su llegada a la presidencia en julio.

Uno de esos flecos a cerrar es la participación de Hispasat en la compañía Hisdesat, de satélites para la Defensa. Hispasat controla el 43% de la empresa mientras que Defensa (ISDEFE) controla un 30%. Sener (5%), Airbus (15%) e Indra (7%) controlan el resto del accionariado. Red Eléctrica espera indicaciones del Gobierno -o en su defecto del propio Ministerio de Defensa- para decidir qué hace con su participación, según fuentes internas de la compañía.

Un punto delicado

Hisdesat es un punto delicado en la operación. Condiciona el proceso de venta y es la razón de que el Consejo de Ministros tenga que autorizar la compra. El anterior Gobierno de Mariano Rajoy barajó aplicar a la operación hasta cinco filtros: dos autorizaciones del Consejo de Ministros -una para Hispasat y otra para Hisdesat-; una autorización de inversión extranjera; un acuerdo de accionistas para concretar los términos de la venta, y el visto bueno de la secretaría de Estado de Telecomunicaciones que supervisa el espectro electromagnético en el que operan los satélites.

También en este punto Sevilla está a lo que decidan las instancias políticas. Sean estas las que sean. Porque según las fuentes consultadas en la empresa, REE considera que la coyuntura electoral y el cambio de Gobierno no afectará a una operación madurada durante más de un año e iniciada por el anterior presidente de REE, José Folgado (PP).

En su relación con la CNMC -vía informe o en reuniones- REE informará de que la operación de Hispasat se ajusta a la circular aprobada por la comisión para garantizar la solvencia financiera de las empresas reguladas. La CNMC plantea distintos ratios financieros para medir el nivel de apalancamiento financiero de las sociedades; calcular las veces que los fondos procedentes de las operaciones pueden hacer frente a la cobertura de los intereses y conocer el número de años que el resultado bruto operativo (ebitda) tendría que ser exclusivamente dedicado a la devolución de la deuda, entre otros puntos.

Para la CNMC, el nivel de apalancamiento de las empresas reguladas debe tener un valor máximo del 70% y la dedicación exclusiva del ebitda  a devolver la deuda no debe ser mayor de seis años. REE -también Enagás- creen que ya están suficientemente vigiladas por las agencias de calificación de deuda que han evaluado su solvencia con notas tan buenas o incluso mejores que las del Reino de España. 

Red Eléctrica ha aprobado un nuevo plan estratégico 2018-2022 con unas inversiones de 6.000 millones de euros -incluye la compra de Hispasat-. Un 53% del total de inversiones las destinará a proyectos de transición energética, que engloban, a su vez, 1.538 millones de euros destinados a la gestión de energías renovables, el 25,5%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios