Domingo, 16.06.2019 - 23:42 h
La UE iba a excluirles de las partes secretas

May anuncia que Reino Unido dejará el sistema de navegación europeo 'Galileo'

El Gobierno británico ya ha apartado un total de 92 millones de libras (más de 103 millones de euros) para analizar otras posibilidades.

La constelación completa de Galileo consistirá de 24 satélites en tres planos orbitales, más dos satélites de repuesto por órbita. (Foto: ESA)
La constelación completa de Galileo consistirá de 24 satélites en tres planos orbitales, más dos satélites de repuesto por órbita. (Foto: ESA)

Reino Unido planea desarrollar su propio sistema de navegación por vía satélite para competir con el proyecto 'Galileo' de la Unión Europea, según ha anunciado la primera ministra británica, Theresa May. El proyecto Galileo es la respuesta de la UE al sistema GPS de Estados Unidos, que es utilizado a nivel mundial por millones de usuarios.

El programa es el sistema de navegación por satélite civil global de Europa. Está financiado y es propiedad de la UE. La Comisión Europea tiene la responsabilidad general del programa, gestionando y supervisando la implementación de todas las actividades del programa.

Reino Unido tenía planeado continuar formando parte del programa 'Galileo' después del Brexit, pero el bloque europeo ha anunciado que será excluido de los elementos más secretos del programa una vez salga de la UE. Este viernes, como respuesta, May ha anunciado que Reino Unido desarrollará su propio sistema.

Un desarrollo propio

Según la primera ministra, el Ejército británico -que ya tenía planeado utilizar el sistema 'Galileo' de manera paralela al GPS estadounidense- ya no utilizará el programa europeo. A cambio, Reino Unido explorará varias opciones para desarrollar sus propio sistema de navegación. El Gobierno británico ya ha apartado un total de 92 millones de libras (más de 103 millones de euros) para analizar las posibilidades.

"No puedo permitir que nuestras Fuerzas Armadas dependan de un sistema en el que no podemos confiar", ha dicho May. "Eso va en contra de nuestros intereses nacionales, y como un agente global que cuenta con ingenieros de primer nivel e importantes aliados en todo el mundo, no nos faltan opciones", ha añadido.

Un ambicioso reto

El 'Galileo' completo estará compuesto por un total de 27 satélites operativos y otros tres de reserva, distribuidos en tres planos orbitales a esa altura de 23.222 kilómetros. La ESA ha optado por esa distribución, a razón de diez satélites por plano orbital, porque con ella estima que hay "una probabilidad muy alta", del 90%, de poder ver un mínimo de cuatro satélites en cualquier momento y lugar, cantidad considerada suficiente para determinar con precisión la posición del usuario.

Cuando esos 30 satélites se encuentren en órbita, tal y como explica la ESA, se habrá alcanzado la capacidad final de operaciones, y el sistema estará preparado para ofrecer plenamente sus servicios de posicionamiento a usuarios de todo el mundo.

Este programa "europeo, independiente y bajo control civil", según la ESA, es una iniciativa conjunta de esa agencia y de la Comisión Europea (CE), que tiene como objetivo principal garantizar la independencia de Europa en este sector, además de aprovechar al máximo las oportunidades de la navegación por satélite.

El servicio en abierto (y gratuito) no es el único que ofrecerá 'Galileo'. También ofrecerá un servicio comercial, encriptado y de alta precisión; un servicio de seguridad, también abierto; un servicio público regulado, encriptado con el fin de que sea utilizado por servicios gubernamentales como Protección Civil o control aduanero, entre otros. Además, 'Galileo' ofrece un servicio de búsqueda y salvamento que incluye la posibilidad de un canal de retorno. De este modo cuando, por ejemplo, un barco, envíe una señal de socorro, desde un centro en tierra pueden darle una respuesta de que el mensaje ha sido recibido y que está localizado.

No obstante, el 'Galileo', no es el primer sistema de navegación por satélite de Europa, que ya cuenta con el Egnos (European Geostationary Navigation Overlay Service). Se trata de una tecnología basada en tres satélites geoestacionarios que mejora en precisión al GPS y se utiliza esencialmente en el control del tráfico aéreo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios