Miércoles, 26.02.2020 - 17:23 h
En dos años

Renfe contrata a dos 'headhunters' para renovar plantilla con hasta 2.500 fichajes

La compañía pública ha dividido los lotes adjudicados en función de la categoría de los trabajadores, desde operadores comerciales a directivos.

El presidente de Renfe, Isaías Táboas
El presidente de Renfe, Isaías Táboas / RENFE

Renfe, el único operador del transporte de viajeros en España hasta el próximo mes de diciembre, renovará una parte importante de su plantilla de cara a la apertura del mercado a la competencia. Para ello, ha fichado a dos compañías dedicadas a la selección de personal durante los próximos dos años y recibir hasta 2.500 nuevos empleados, tal y como consta en la documentación de adjudicación de los contratos disponible en la plataforma de contratación del sector público. De ellos, hasta 50 futuros empleados serán directivos. 

En concreto, y de acuerdo con la documentación facilitada en el momento de lanzar la licitación, los contratos servirán para fichar hasta 1.250 empleados nuevos cada año para la compañía pública durante los próximos dos años. Esto ayudará a paliar los déficits con los que Renfe cuenta a día de hoy por la situación de su plantilla, altamente envejecida, lo que le obliga a enfrentar hasta 900 jubilaciones cada ejercicio. 

El contrato, cuyo valor estimado total de forma inicial se situaba en los 5,85 millones, ha sido adjudicado en varios lotes y a dos empresas diferentes. La primera de ellas es Psicólogos Empresariales Asociados SA, que opera a través de su marca 'People Experts', y ya ha trabajado en numerosas ocasiones para la Administración Pública, como Metro de Madrid, y en el sector privado, como Bombardier. Esta compañía se ha quedado con las dos primeras partes en las que se ha dividido la totalidad de los trabajos, tras ofertar 1,74 millones de euros (2,1 millones tras sumar los impuestos) por ambos paquetes.

Renfe
 

En concreto, se trata de los acuerdos marco para desarrollar los servicios de selección de personal para puestos de operador comercial -es decir, en la comercialización y venta de los títulos de transporte (billetes) y control de accesos en estaciones- y de operador de mantenimiento y fabricación. A través de ambos acuerdos, se contratarán hasta 400 profesionales para cada especialidad durante los próximos dos años. El acuerdo marco puede prorrogarse un año más, de acuerdo con las bases, lo que permitiría la llegada de otros 200 más en cada categoría. 

La segunda empresa elegida ha ido Desarrollo, Organización, Personas y Productividad SL (DOPP), una compañía que ha trabajado en ocasiones anteriores con otras empresas u organismos públicos, como Correos y el Banco de España. Esta firma se ha hecho con los otros tres lotes, tras presentar una oferta total de 2,1 millones (2,6 millones una vez incluidos los impuestos). 

En concreto, se trata de la contratación de personal para el "ámbito de conducción: acceso al curso de conducción y oferta de puestos de conducción", para los que se contratarán hasta 1.400 personas en dos años; cuadro técnico y técnicos de ingreso, con 250 incorporaciones en este bienio; y empleos ligados a la dirección, con hasta 50 nuevos fichajes en el mismo periodo de tiempo. 

La compañía pública que capitanea Isaías Táboas tenía, según datos del mes de abril, una plantilla altamente envejecida, con una edad media de 52 años. Esto llevará obligatoriamente a la jubilación de unos 900 empleados anuales durante los próximos ocho ejercicios. Estas cifras que harían temblar a cualquier compañía son para la empresa pública una oportunidad, ya que el necesario rejuvenecimiento de la plantilla y la inclusión de un mayor número de mujeres tienen una puerta abierta clara con la jubilación de unos 7.000 empleados, la mitad del personal actual, en solo unos años.

La firma pidió hace unos meses a Hacienda la posibilidad de aumentar su oferta de empleo público de cara a la liberalización. Táboas buscaba un aumento de este por encima de la tasa de reposición que ya tiene asegurada; es decir, además del uno por uno con el que cuenta hoy en día, la única operadora ferroviaria que ahora mismo transporta viajeros en nuestro país quiere poder contratar a un mayor número de trabajadores.

Esto le permitiría hacer frente a la sus futuros competidores en la liberalización, ya que se trata de compañías -la filial española de SNCF y la unión de Trenitalia e ILSA- que no cuentan con limitaciones de este tipo para la contratación de trabajadores. La apertura del mercado de viajeros, prevista para el próximo mes de diciembre, dará un vuelco al transporte en tren tal y como lo conocemos hoy en día y Renfe quiere estar preparada. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING