Martes, 21.05.2019 - 12:54 h
En el tramo Madrid - Barcelona

Renfe espera estar operando el AVE 'low cost' "para la Semana Santa de 2020"

Isaías Táboas, presidente de la compañía, señala que aún se encuentran en estudio el tipo de trenes y las tarifas. 

El presidente de Renfe, Isaías Táboas.
El presidente de Renfe, Isaías Táboas. / EUROPA PRESS

Renfe ya prepara el AVE low cost. Tal y como ha señalado el presidente de la compañía, Isaías Táboas, en el Foro Next Educación desde la firma confían en que este proyecto pueda estar operando "para la Semana Santa del año que viene". Según él mismo ha confirmado, aún no tienen decidido qué tipo de trenes se utilizarán o las tarifas definitivas, que se encuentran en estudio, pero sí que lo harán en la línea que une Madrid y Barcelona. 

El AVE de bajo coste constituye el proyecto 'estrella' del plan estratégico que Renfe ha diseñado para el periodo 2019-2023 precisamente con el objetivo de prepararse para la liberalización. De hecho, el plan fija este servicio más económico y el salto al exterior como las dos principales bazas de Renfe para encarar la competencia que se espera que llegue en diciembre de 2020. 

En cifras, el AVE 'low cost' deberá suponer hasta el 30% de los ingresos de la firma pública para el año 2028, según el propio plan estratégico, momento en que esperan facturar 5.300 millones de euros. "No asumo que el AVE sea caro. Es un servicio de calidad, con unas prestaciones muy bien valoradas por los viajeros y que está dispuesto a pagar", ha señalado al ser preguntado por la carestía del actual viaje de este medio. 

​"La liberalización es una oportunidad como lo fue el lanzamiento del AVE en el año 1992", señala Táboas. Este proceso, que se espera para el mes de diciembre de 2020, supondrá la incorporación de otros operadores a la red ferroviaria española, lo que, de acuerdo con los expertos del sector, supondrá una rebaja del precio de los billetes.

Del mismo modo, ha puesto sobre la mesa un plan para Renfe, "pasar de tractorista a logista", es decir, para mejorar el transporte de mercancías y llevar a cabo el proceso completo -transporte por ferrocarril y después hasta el destino final- con el que "revertir la situación de cuota de mercado" mínima que vive este medio de transporte con respecto a las mercancías. 

"Creemos que la internacionalización es imprescindible, tanto que a final del plan estratégico nos hemos marcado que el 10% de ingresos venga de este lado", confirmaba. "Hasta ahora nos han venido a buscar y ahora vamos a salir proactivamente a estudiar mercados, a estudiar corredores y a poner tanto nuestro producto estrella, la alta velocidad, como también el 'low cost'", confirma. También, en "servicio público", sobre lo que ha explicado que estarán en materia de trenes de "cercanías y metro". 

"Vamos a ir a dónde nos llamen", señala, pero admite que prefieren las reglas del juego conocidas y "vamos a estudiar las primeras oportunidades" en Europa, sin por ello "descuidar otras oportunidades". 

En los últimos meses, desde el ministerio de Fomento, de forma conjunta con la propia Renfe, han lanzado varios planes para renovar los trenes con los que cuentan ahora. En este sentido, Táboas confirma que "se hará principalmente con trenes de Cercanías". "En este momento, por la desgracia de que no se han comprado trenes en los últimos años, estamos acabando prácticamente con la vida útil de los trenes nuestros", señala. Es por ello que, pese a que "hay algunos países interesados", pero descarta grandes ventas. 

La liberalización es una "oportunidad"

Renfe no ve la liberalización del ferrocarril como un problema, al contrario, lo ven como una "oportunidad".  Según el propio presidente de la compañía, "hay un gigante de otro país que viene y que quiere competir -SNCF, compañía francesa-, bienvenido sea. Yo creo que la competencia para nosotros será buena, nos obligará a mejorar, es más estimulante", confirma. 

Aún así, ha señalado que la diferencia entre Renfe y estas empresas que puedan entrar a competir en el mercado nacional es muy grande. "Las que anuncian que van a venir son empresas cuatro o cinco veces más grandes que nosotros", confirman. Es por ello que ya están buscando ciertas alianzas de cara a este periodo que se abre en apenas un año. "Las alianzas son una oportunidad". 

El AVE a Lisboa

Los problemas surgidos, sobre todo en los últimos meses, en las líneas ferroviarias de Extremadura pusieron sobre la mesa la antigüedad y la falta de mantenimiento de la infraestructura. "Una sola vía y sin electrificar", señala Táboas. Por ello, la dificultad de unir nuestro país por Portugal mediante tren ha tenido de siempre este hándicap. 

La crisis económica y el rescate de nuestros vecinos lusos, paralizó por completo el proyecto de unir Madrid con Lisboa. Ahora, con la recuperación de los indicadores económicos, el propio Táboas ha confirmado que "me suena que Portugal ha vuelto a recuperar la idea de la conexión en un eje de alta velocidad con Madrid", un paso que ayudaría  a la comunicación dentro de la península. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios