Martes, 07.04.2020 - 18:54 h
Controla el 70% de la compañía

Repsol desvela el 'secreto' de su primera compra de startup: 12 millones por Klikin

Adquirió la compañía fundada por el creador de Buyvip (comprada por Amazon por unos 80 millones) para potenciar su servicio de pagos móviles Waylet.

Gasolinera de Repsol
En 2017 creó un fondo de 85 millones para invertir en startups. / Repsol

Fue una de las primeras grandes compras de startups de Repsol en España. La petrolera adquiría la mayoría de las acciones de Klikin, la startup creadora de una plataforma de reserva y pago de promociones para clientes. El objetivo: potenciar su sistema de pago móvil Waylet. ¿El precio? Fue una incógnita... hasta ahora. La compañía desvela que la operación se cerró con un precio de 12 millones de euros para hacerse con el 70% del capital, donde se encontraba entre otros el fondo de capital riesgo de Caixa.

Habían pasado dos años desde que Gustavo García Brusilovsky lograra vender el club privado de compras en internet Buyvip a Amazon por unos 80 millones de euros en una de las operaciones clave del ecosistema de startups en España. El emprendedor decidió poner en marcha junto a otros dos cofundadores Klikin, una plataforma con la que los negocios locales pudieran gestionar la reserva, el pago y la gestión de las promociones lanzadas a sus clientes.

Cuatro años después llegó una gran compañía del Ibex para adquirirla. Repsol quería integrar Klikin en su aplicación Waylet, con el objetivo de convertirla no sólo en una 'app' para el pago móvil sino también para la fidelización de los clientes. La operación fue anunciada en enero de 2018, hace justo un año. Pero no se dio información sobre la trastienda económica. Ahora, la filial que se encargó de la compra desvela todos los detalles.

Repsol utilizó para comprarla la filial Repsol Comercial de Productos Petrolíferos, la principal con la que gestiona parte de las gasolineras. Esta adquirió el 70% del capital de Klikin Deals Spain "por importe de 12,09 millones de euros", según queda reflejado en su memoria anual recién presentada en el Registro.

La petrolera no da más detalles de cómo se configura el acuerdo. Pero en las cuentas de la startup sí que se ofrecen más. En un primer momento adquirió el 58,6% a través de un contrato de compraventa de las participaciones, sin especificar el precio abonado. ¿Y el resto hasta el 70%? A través de varias ampliaciones de capital, una por compensación de créditos y dos sin aportación dineraria (una de ellas al 'entregar' la app Waylet como activo intangible).

Si ese 70% de la compañía se valoró en unos 12 millones de euros, el total asciende a 17 millones. Ese fue el precio al que se fijó el 100% de la sociedad, principalmente por su tecnología, pues su negocio era aún muy pequeño. De hecho, según las cuentas anuales, la compañía ingresó 285.000 euros en ese ejercicio 2017, con unas pérdidas de 1,3 millones -algo menos de la mitad que un año antes-.

Lo que no queda claro es cómo queda el resto del accionariado tras la irrupción de Repsol. El máximo accionista antes de la venta era Caixa Capital Risc, con un 13,8% de las participaciones. Se sumaban los cofundadores y también otros inversores individuales y 'business angels' vinculados a la escuela de negocios IESE.

Fondo de inversión de startups de 85 millones

Esta es la primera gran compra de una startup por parte del grupo presidido por Josu Jon Imaz. Pero no es su único contacto con estas compañías. Cuenta desde hace varios años con el fondo de inversión Repsol Corporate Venturing (RCV).

A través de este fondo, cuyo horizonte de inversión se alarga hasta el próximo año, busca invertir 85 millones de euros en startups vinculadas a la movilidad o tecnologías digitales aplicadas a la exploración y producción de combustibles. En 2017 desembolsaron 7 millones y en 2018 esperaban alcanzar los 10 millones. Entre las invertidas se encuentran We Smart Park o Drive Smart.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING