Lunes, 20.05.2019 - 17:26 h
Con el crudo más caro

Repsol aprovecha la venta de Naturgy para reducir su deuda neta a la mitad

La compañía batió su récord de los últimos ocho años al alcanzar un beneficio neto de 2.341 millones de euros en 2018, un 10% más que el año anterior.

REPSOL
Repsol aprovecha la venta de Naturgy para reducir su deuda neta a la mitad

Repsol alcanzó un beneficio neto de 2.341 millones de euros en 2018, un 10% más que los 2.121 millones de 2017, lo que supone un récord para la compañía en los últimos ocho años. Este buen comportamiento de los negocios, unido a la venta de la participación en Naturgy Energy Group, incidieron en la reducción de la deuda neta del grupo hasta los 3.439 millones de euros, frente a los 6.267 millones registrados al finalizar el año 2017, lo que supone una caída del 45%.

El beneficio neto ajustado creció también un 10%, hasta alcanzar los 2.352 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue un 12% superior y se situó en 7.513 millones de euros.

Según ha explicado la empresa, el modelo de negocio integrado de la compañía le permitió obtener un "mayor aprovechamiento" de la mejora de los precios del crudo, que, en el caso del Brent (en torno a los 71 dólares por barril), fueron un 32% superiores a los de 2017, aunque alejados de sus máximos históricos. Por su parte, el gas de referencia, Henry Hub, mantuvo una cotización media similar al eje.

El negocio de 'Upstream' (Exploración y Producción) del grupo presidido por Antonio Brufau duplicó su resultado de 2017, con 1.325 millones de euros, impulsado por las medidas de eficiencia implantadas, los mayores volúmenes y la mejora relativa de los precios internacionales, según ha comunicado la compañía a la CNMV.

La producción de hidrocarburos (gas y petróleo) se incrementó un 3%, hasta los 715.000 barriles equivalentes de petróleo al día, apoyada por los nuevos volúmenes obtenidos tras la puesta en marcha de proyectos en Argelia, Trinidad y Tobago, Reino Unido, Malasia y Perú, por la conexión de nuevos pozos en Marcellus (EEUU) y por la adquisición de Visund, en Noruega.

Por su parte, el resultado de 'Downstream' (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, GLP, Trading y Gas, y Repsol Electricidad y Gas) alcanzó los 1.583 millones de euros, con un mejor comportamiento de las áreas de Marketing, GLP, y Trading y Gas.

En lo que respecta al dividendo, Repsol incrementó la retribución a sus accionistas un 15%, hasta situarla en 0,9 euros/acción. Además, ejecutó una reducción de capital social mediante la amortización de acciones propias, por un volumen equivalente a las acciones emitidas durante el ejercicio 2018 con motivo de los 'scrip dividends', lo que representa un aumento adicional del beneficio por acción. La petrolera prevé incrementar el dividendo hasta situarlo en 1 euro por acción en 2020, y una recompra total de las acciones emitidas en el programa 'Repsol Dividendo Flexible'.

Ahora en Portada 

Comentarios