Lunes, 26.02.2018 - 03:48 h
Listo para salir de la M-30 en 2018

Respiro adelanta a Emov y Car2go en la carrera para llegar a zonas empresariales

La empresa de coches compartidos negocia su expansión fuera de la almendra central y quiere dominar la movilidad de empresarios y trabajadores.

Respiro recibe el Sello CeroCO2 por compensar las emisiones a través del servicio de 'vehículo multiusuario'
Respiro recibe el Sello CeroCO2 por compensar las emisiones a través del servicio de 'vehículo multiusuario'

En ciudades como Madrid y Barcelona el coche compartido es cada vez una opción más utilizada por los usuarios. Aún es una alternativa incipiente con unos 2.000 vehículos operativos, pero ya en 2016 las principales empresas de ‘car sharing’ facturaron en torno a los 10 millones de euros. Su negocio nació para fomentar la movilidad limpia en las almendras centrales de la ciudades, pero Respiro está lista para dar el salto en 2018.

Se trata de la primera empresa que apostó por el coche compartido en el año 2010. Mucho antes que Emove y Car2go, las dos compañías más representativas en la actualidad y que se han hecho con la inmensa cuota de mercado. Por ello, Respiro quiere volver a ser pionera de nuevo en la capital y salir de la M-30 para estar presente en ciudades del norte de Madrid.

La empresa dirigida por Ian Paterson se ha mantenido varios contactos en los últimos meses con representantes municipales para expandirse por Madrid y no solo las zonas colindantes a la M-30 como hasta la fecha. Car2go y Emov también permiten aparcar los coches en Las Tablas, Pueblo Nuevo y Ventas. En las próximas semanas se une al panorama Zity, de Renault y Ferrovial con 100 nuevos Renault Zoe y, que a falta de confirmación oficial, planea llegar hasta el aeropuerto de Barajas y el Ifema.

Fotografía de Zity
Zity, el nuevo servicio de Renault y Ferrovial / La Información


Pero Respiro quiere ir más allá y ser el enlace entre el centro de la capital y las mayores zonas empresariales. Por ejemplo, Alcobendas, que ya prepara el un nuevo plan de movilidad y de infraestructuras de puntos de recarga que incluye la presencia de los coches compartidos en sus calles para 2018. El acuerdo está muy avanzado a falta de cerrar los últimos flecos entre la compañía y la tercera ciudad con más multinacionales dentro de las 15.000 sociedades que forman su uno de los tejidos empresariales más potentes de España.


Esto sería un gran impulso para Respiro una vez que ha quedado a la sombra de la competencia y poder captar algunos de los más de 330.000 usuarios registrados en Emov y Car2go que disfrutan de sus coches eléctricos por minutos, horas o kilómetros y que aparcan gratis en el centro de las ciudades.

El 'car sharing' aún no da beneficios

El negocio del coche compartido todavía no es rentable, como reconocen fuentes del sector. Las empresas están haciendo una fuerte inversión en infraestructura, tecnologías y coches de cara a tener un papel principal en la movilidad del futuro. Esto les lleva a estar en pérdidas, según las últimas cuentas remitidas al Registro Mercantil.

En el caso de Respiro, logró en 2016 una facturación récord de 1,7 millones de euros, pero arrojó unas pérdidas de 200.009 euros. Durante el ejercicio 2015 adquirieron más de 40 vehículos (Toyota, Renault, Nissan, Lodgy y Fiat) de 'leasing' por valor de medio millón de euros. Según consta en la memoria anual, en 2016 también contaban con 32 coches en régimen de alquiler, de los que aún les quedan por pagar 212.277 euros, la cuarta parte antes de final de 2018.

Temas relacionados
Comentarios