Viernes, 22.03.2019 - 04:01 h
Fin de mandato para cuatro de los cinco consejeros

El retraso en renovar el CSN acerca al PP la llave del sector nuclear en un año clave

Las centrales de Almaraz y de Vandellós tienen que solicitar prórroga de actividad en 2019 y el papel del Consejo de Seguridad es crucial

El CSN aprueba instalar en Almaraz (Cáceres) un almacén temporal individual de residuos nucleares de casi 2.700m2
El CSN tendrá que informar sobre la ampliación de vida útil de Almaraz y Vandellós. / EP

La renovación del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), en el que cuatro de los cinco consejeros acaban mandato en los próximos meses, está en la agenda del Ministerio de Transición Ecológica. Pero estar no implica acción. El PSOE aún no ha hablado con otras fuerzas políticas, incluidos sus aliados de Unidos Podemospara proponer candidatos a un organismo clave, según ha podido saber La Información. Los plazos se echan encima.

El proceso de designación de candidatos es complejo: intervienen los partidos, el Gobierno y la Comisión de Transición Ecológica del Congreso, que debe examinar y dar el definitivo visto bueno -tres quintos- a los nuevos consejeros propuestos. Son meses de tramitación, lo que puede tener sus consecuencias: si los consejeros que acaban mandato no tienen sustituto, como es el caso del presidente del Consejo Fernando Marti, su mandato se prorroga de forma automática  durante seis meses.

Con los recesos parlamentarios de Navidad y del verano, la prórroga de seis meses de Marti -presidente reprobado por el Congreso- dejaría en manos del PP el control de un organismo estratégico para el futuro del sector nuclear en un año clave, con varias centrales pendientes de renovar permisos de actividad.

Una pieza clave

Marti ha sido una pieza clave en la estrategia del Gobierno del PP en el intento de ampliar la vida útil de las centrales más allá de los 40 años y en la pugna que se desató, hasta su cierre definitivo en 2017, en torno a la central nuclear de Santa María de Garoña.

Gráfico nuclares.
Gráfico nucleares.

La relación de fuerzas en estos momentos en el CSN es de tres a dos a favor del PP. Dos de los consejeros, Jorge Fabra -que sustituyó a la actual presidenta del PSOE , Cristina Narbona, en el organismo- y el propio Fernando Marti, acaban mandato el 28 de diciembre. Otros dos, Fernando Castelló (nombrado a propuesta del PP) y Rosario Velasco (ex diputada del PSOE) acaban mandato en febrero de 2019. Permanece, porque fue nombrado en octubre de 2015, Javier Dies Llovera, nombrado también por el PP.

Las renovación de consejeros supone recomponer el equilibrio de fuerzas en el organismo en plena transición energética y con un Gobierno convencido de que la nuclear no es una energía de futuro. En este contexto, las centrales de Almaraz y de Vandellós tienen que tramitar el próximo año la prórroga de actividad. Los propietarios de Almaraz, -Iberdrola, Endesa y Naturgy-, tienen de plazo hasta el 31 de marzo para solicitar la prórroga de la licencia de explotación de la central, que cumple los 40 años de vida útil en 2023. También lo tiene que hacer Vandellós (propiedad de Endesa e Iberdrola).

Las compañías, en principio, tenían que haber pedido la renovación del permiso en 2017, pero el Gobierno de Mariano Rajoy, con el ministro Álvaro Nadal al frente de Energía, atendió las demandas de las eléctricas e introdujo una reforma legal para darles más tiempo, y aplazar hasta 2019 la decisión definitiva sobre la ampliación de la vida de ambas centrales.

Un PP poco interesado

Así, 2019 se converte en un año clave. Si el PP, con poco interés en agilizar la renovación del CSN, extiende su control del organismo más allá de la próxima primavera, la coyuntura política y electoral puede dilatar más si cabe la renovación. Todo mientras se debate si es posible o no sustituir la generación eléctrica de origen nuclear (20%) por renovables.

De momento, manda la incertidumbre. El diputado y portavoz de Podemos en la Comisión de Transición Ecológica, Josep Vendrell, asegura que "el del CSN es un tema pendiente". El diputado admite que todavía no han hablado con el PSOE al respecto, pero adelanta que por parte de su formación "los criterios están claros y son garantizar la independencia del organismo y recuperar el prestigio mermado en los últimos años".

En el PSOE, como entre los críticos a la gestión de Fernando Marti en el CSN hay cierta inquietud. El tiempo corre y si en las tres próximas semanas no hay propuestas concretas para renovar el consejo, será difícil comenzar el año con nuevos equilibrios en el organismo. La pelota está en la Secretaría de Estado de Energía que dirige José Domínguez Abascal. "La Secretaría", sostienen fuentes del Ministerio. "está empezando a valorar perfiles de los candidatos para que la ministra [Teresa Ribera] haga la propuesta". Puede llevar su tiempo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios