El CSN se pronunciará en 2021

Ribera renueva a Berkeley el permiso inicial para la mina de Salamanca

La semana pasada, el Tribunal Supremo confirmó además la legalidad de la autorización previa para el desarrollo de la planta de concentrados de uranio en Retortillo.

Berkeley mina uranio
Berkeley mina uranio
L.I.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que encabeza Teresa Ribera, ha concedido al grupo australiano Berkeley la renovación de la autorización inicial de la planta de concentrados de uranio en el municipio salmantino de Retortillo como instalación radiactiva. La noticia, que avanzó La Información, ha sido confirmada esta ,misma mañana por la minera en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el comunicado remitido al regulador, Berkeley recuerda que esta renovación sigue a la del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) del pasado mes de julio, que informó favorablemente de la solicitud presentada por Berkeley para la renovación de la autorización previa de la planta y consideró que las circunstancias y características de la planta de concentrado de uranio son las mismas que se recogen en la autorización previa emitida en 2015.

La semana pasada, el Tribunal Supremo confirmó además la legalidad de la autorización previa para el desarrollo de la planta de concentrados de uranio en Salamanca. El Alto Tribunal desestimó así el recurso de casación planteado por Foro de izquierdas-Los verdes y Adeco Ecologistas en Acción contra la autorización que había conseguido para esta mina, confirmando una sentencia previa de la Audiencia Nacional. Esta decisión permitió que las acciones de la minera se disparasen el viernes un 34,5% en bolsa hasta los 0,433 euros. Los títulos de la compañía se disparan un 241,48% en lo que llevamos de ejercicio.

La compañía ha asegurado que sigue colaborando con las autoridades competentes en el proceso de aprobación de la mina de Salamanca y mantendrá al mercado plenamente informado sobre cualquier aspecto relacionado con la planta. La orden aprobada implicaría que Transición Ecológica esperará al informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sobre la construcción de la planta de concentrados de uranio de la firma australiana antes de tomar la decisión de si autoriza o corta definitivamente el proyecto tras una década de polémicas.

Eso supondría, en la práctica, dejar la patata caliente del posible cierre de la mina en la mesa del propio Consejo. Este diario ya avanzó el pasado viernes que, según las fuentes ministeriales consultadas, la autorización a Berkeley es sólo temporal, hasta que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) resuelva el expediente relativo a la construcción de la planta de procesado de uranio prevista por la multinacional. El CSN no decidirá sobre la solicitud de Berkeley hasta al menos febrero de 2021.

Mostrar comentarios