Precios récord 

El Gobierno acaba su ronda con las eléctricas: qué piden Naturgy o Ibedrola

El real decreto ley para abaratar la electricidad tiene que ser convalidado mañana jueves en el Congreso de los Diputados, tras haber sido aprobado en el Consejo de Ministros hace poco menos de un mes. 

El precio de la luz marca nuevo récord en plena guerra de Ribera y las eléctricas
El Gobierno acaba su ronda con las eléctricas: qué piden Naturgy o Ibedrola

En los últimos meses, el precio de la luz ha registrado una escalada sin precedentes. Como prueba un botón: el pasado jueves día 6, la tarifa media diaria alcanzó los 288 euros por megavatio hora, llegando a superar por la noche los 300 euros. El de agosto, septiembre y, si nada cambia, octubre serán los meses más caros de la historia. En este contexto, que además ha disparado la inflación un 4%, la tasa más alta en 13 años, el Gobierno aprobó hace unos 30 días y mediante decreto-ley una batería de medidas para abaratar el coste de la electricidad, entre las que se incluían una rebaja de determinados impuestos (el IVA o el de generación eléctrica) o la supresión de los beneficios caídos del cielo para las eléctricas. 

Precisamente, esta última reforma citada fue la que más controversia generó en el sector eléctrico, tanto que llegaron a poner sobre la mesa una paralización de las centrales nucleares. Mientras, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, pondrá fin este mismo miércoles a los encuentros que ha venido manteniendo con las eléctricas para tratar esas reformas que tienen como objetivo abaratar el recibo de la luz y sobre todo, como decimos, la ley que recorta los beneficios que obtienen en el mercado las instalaciones que no emplean gas ni usan derechos de CO2. 

Los encuentros comenzaron el pasado jueves con Endesa, Acciona y EDP. Ahora continúan con Narturgy e Iberdrola, la empresa cuyo presidente Ignacio Sánchez Galán se ha mostrado públicamente más en contra de ese real decreto ley que tiene que ser convalidado mañana jueves en el Congreso de los Diputados. 

La tensión ha sido tal que Galán ha llegado a calificar algunas de las medidas del Gobierno de "intervencionismo terrorífico" y ha señalado que la compañía se va a replantear toda su política de inversiones en España, al tiempo que ha advertido de que se pararán parques eólicos porque con la nueva regulación no van a ser rentables.

Los beneficios caídos del cielo 

Entre otras medidas, el real decreto ley plantea la minoración temporal (hasta el 31 de marzo de 2022) del exceso de retribución que están obteniendo las centrales de generación eléctrica no emisoras de CO2 en el mercado mayorista gracias a unos costes de gas que no soportan.

Según los cálculos que el ministerio facilitó hace un mes cuando el Consejo de Ministros aprobó esta medida temporal, la rebaja retributiva, proporcional al precio del Mercado Ibérico del Gas (Mibgas), a los niveles de entonces (los precios no han hecho más que subir en el mes transcurrido), permitirían recuperar unos 2.600 millones hasta el 31 de marzo de 2022, cuando espera que se hayan superado las tensiones en el mercado global de gas.

El real decreto ley establece que tanto los ingresos por las subastas de derechos de emisiones de CO2 como por la minoración del exceso de retribución rebajarán los cargos a repercutir en las tarifas eléctricas, que hasta fin de año serán un 96 % inferior a los actuales, lo que permite rebajar la parte regulada de las facturas de los consumidores en una horquilla que abarca desde el 47,2 % de los hogares hasta el 24,5 % de la gran industria. En la aplicación de la minoración de ingresos a las empresas, solo se tendrán en cuenta los beneficios por encima de los 20 euros/MWh (precio medio del gas en los últimos años) y solo se las detraerá el 90 % de los ingresos extraordinarios.

La demanda de las eléctricas 

Fuentes del sector eléctrico discrepan de las medidas del Gobierno por crear una inseguridad jurídica que se extiende a todo el sector. Algunas de estas fuentes han indicado a Efe que el real decreto ley del Gobierno está basado sobre la "suposición falsa" de que toda la energía cobra ese precio marginalista diario (la tecnología más cara marca el precio que cobran todas las demás en el mercado), cuando muchas tecnologías no lo hacen.

Las grandes compañías venden la mayoría de su producción a las comercializadoras de su mismo grupo a precios similares al de los grandes clientes con los que firman contratos, por lo que gran parte de la energía está vendida desde hace dos años y a precios que pueden estar en unos 55 euros, lejos de los actuales del mercado mayorista.

Además, en el caso de la hidráulica, solo cobra el precio del pool la regulada, mientras que el resto, que no hay capacidad de regular (alrededor del 99 %), se vende también de antemano. En realidad, las tecnologías que cobran el precio del pool, según han indicado a Efe algunas de estas fuentes, son la hidráulica regulable, los ciclos combinados de gas, las plantas de carbón cuando consiguen casar precio y las renovables del Régimen Retributivo Específico de las Renovables, Cogeneración y Residuos (Recore).

Por eso, alguna compañía ha propuesto que a estas últimas, a las que se compensa la diferencia retributiva entre la rentabilidad que tienen garantizada (7,34 %) y el dinero realmente cobrado en un periodo de tres años -actualmente 2020-2022-, se les adelante en un año el ajuste y a cierre de 2021 devuelvan lo que han percibido de más.

Mostrar comentarios