Domingo, 16.12.2018 - 00:40 h
Aboga por un cambio de modelo en la televisión pública

Rosa María Mateo pedirá al Gobierno que TVE vuelva a financiarse con publicidad

La administradora provisional de la corporación pública cuestiona el 'modelo Zapatero' y avanza que maniobrará para cambiar su modelo de financiación

Rosa María Mateo, administradora provisional de TVE / EFE
Rosa María Mateo abre la puerta a que TVE vuelva a financiarse con publicidad. / EFE

El carácter provisional de su cargo como administradora única de la Corporación RTVE no va a ser un obstáculo para que Rosa María Mateo intente poner en marcha el modelo de televisión pública en el que ella cree y, en ese modelo, TVE se financia con publicidad.

Así lo insinuó en público este lunes en un coloquio sobre la actualidad de las empresas públicas celebrado durante el acto de homenaje a los 40 años de Constitución organizado por Sepi -el hólding de empresas del Estado, en el que también se encuadra la Corporación TVE-, al calificar como "un error" la decisión del Gobierno Zapatero de eliminar la publicidad del modelo de financiación de la corporación estatal, y así lo confirmó posteriormente en declaraciones a La Información en las que avanzó que la actual Dirección de RTVE realizará una propuesta formal a la Sepi para que la televisión y la radio públicas vuelvan a financiarse con publicidad.

La cuestión de fondo, como siempre, tiene que ver con la audiencia. En las últimas semanas la televisión pública ha mostrado un perfil de audiencia ciertamente a la baja, lo que ha desencadenado una ola de críticas. La actual administradora única de RTVE considera que si a TVE se la va a medir por la audiencia, debe tener la capacidad de competir en pie de igualdad con las dos grandes plataformas televisivas del país - Mediaset y Atresmedia- y en su opinión esto solo será posible si Televisión España recupera la inyección extra de ingresos que aporta la publicidad.

El planteamiento tiene mucho de revolucionario, y no tanto porque plantee un cambio sustancial de modelo -que también- sino porque implica arrumbar con el modelo de televisión pública instaurado por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010 y que en los duros años de la oposición ha sido defendido sin fisuras desde la bancada socialista como 'modélico'.

Rosa María Mateo admite que hasta el momento sólo ha planteado este cambio de modelo de manera informal dentro de la SEPI, pero afirma que su intención es elevarlo de manera formal al Gobierno en la medida que se lo posibilite la duración de su mandato, de carácter provisional. 

En el año 2009, el Parlamento sancionó - tras superar dos propuestas de veto del PP- el proyecto de Ley de Financiación de RTVE, cuyo hito más destacado fue la renuncia explícita de la cadena pública a competir por la tarta publicitaria con las televisiones privadas -muy castigadas en aquellos días por el desplome de ingresos publicitarios derivado de la crisis-. A cambio se establecía un esquema de financiación a partir de tasas pagadas por otros operadores: las 'telecos' aportarían un 0,9% de sus ingresos (siempre sin superar el 25% del presupuesto de RTVE); mientras que los canales privados en abierto realizarían una aportación equivalente al 3% de sus ingresos (sin sobrepasar el 15% de los ingresos de la corporación). Y así continúa hoy.

La actual administradora de TVE entiende que aquel movimiento solo benefició a las televisiones privadas y que, como explicó muy gráficamente el ex ministro de Industria, Carlos Solchaga, en el mismo coloquio, supuso enviar a la televisión pública a pelear por la audiencia con las televisiones privadas "con una mano atada a la espalda".

Hacia un cambio de modelo

Rosa María Mateo no está sola en su reivindicación. La Información ya publicó hace unas semanas que buena parte de los 92 candidatos a presidir la Corporación tras el actual periodo de interinidad plantean recuperar los anuncios en la cadena pública. Estos aspirantes ya oficiales a ocupar el principal sillón de mando de la televisión y radio de todos consideran que RTVE debería disponer de un renovado modelo de financiación y proponen volver al sistema anterior al 1 de enero de 2010, cuando el Gobierno socialista suprimió la aportación de los anunciantes.

Hay que recordar que el 'modelo Zapatero' redujo en una tercera parte la financiación de RTVE, que pasó de manejarse con un 'superpresupuesto' de 1.500 millones de euros a operar con algo menos de 1.000 millones. Los modelos que se manejan van desde volver al esquema anterior al 1 de enero de 2010, con TVE compitiendo por la publicidad con el resto de canales privados, hasta otros menos ambiciosos o más modulados que restringen la utilización de la publicidad al 'prime time' o a determinados espacios, como 'de facto' ya empezó a hacer la televisión pública del PP con los llamados 'patrocinios culturales'.

La posible reentrada de TVE en el mercado publicitario sería una muy mala noticia para los dos grandes grupos audiovisuales del país -Mediaset y Atresmedia- que en los últimos meses han visto como sus expectativas de creación de valor se han desplomado a cuenta de la competencia de nuevos operadores como Amazon o Netflix y del desplome del mercado publicitario tradicional. La acción de Mediaset se ha desplomado desde el máximo de 11,7 euros que alcanzó en mayo de 2017 a los 6,42 euros en que cerró este lunes, mientras que Atresmedia cayó desde los 10,34 euros de abril de 2017 hasta los 5,11 euros en que cerró la última sesión bursátil. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios