Hasta los 654 millones

Sabadell reduce su exposición al IRPH en casi 100 millones en apenas un año

La entidad catalana ha rebajado el saldo vivo de las hipotecas referenciadas a este índice en casi 200 millones de euros desde el verano en 2019, primer dato tras el comienzo de los juicios. 

EFE
Josep Oliu, presidente de Sabadell. 
 EFE

Banco Sabadell sigue reduciendo su exposición al IRPH, el índice al que se vincularon algunas hipotecas cuya aplicación llegó a los tribunales europeos. La entidad que encabeza Josep Oliu ha ganado en los juzgados la mayor parte de las reclamaciones que se impusieron por su aplicación, pero pese a ello ha continuado negociando cambios en los índices con sus clientes de forma individual hasta reducir su saldo vivo de hipotecas referenciadas al IRPH en casi 100 millones de euros en el último año. 

Así lo admite el propio banco en el informe de cuentas anuales de 2020 que envió este mismo martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En concreto, la entidad catalana ha pasado de los 750 millones de euros de saldo vivo a cierre de 2019 a apenas 654 millones en diciembre de 2020. Como se puede ver en el siguiente gráfico, la exposición de la entidad financiera a este índice ha ido reduciéndose paulatinamente desde los 831 millones iniciales, en junio de 2019.

La batalla legal contra esta referencia se inicio hace ya varios años, pero no fue hasta 2017 cuando el Tribunal Supremo, en su sentencia del 22 de noviembre, se pronunció sobre la validez de la utilización del IRPH. Tras este pronunciamiento surgieron varias dudas a lo largo y ancho de España y el juzgado número 38 de Barcelona, apartándose del criterio del Tribunal Supremo, elevó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) una cuestión prejudicial para que se pronunciase sobre si este índice está sujeto o no a un control de transparencia cuando se contrata con consumidores. 

El titular de dicho juzgado solicitó que se determinara si procedía su sustitución por otro índice o si directamente se debía dejar de aplicarlo. Casi tres años después, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó sentencia resolviendo que dicho índice es susceptible de control de transparencia por parte de los juzgados nacionales, por lo que cada caso debía de ser analizado de forma individual. Y así ha sido desde entonces. 

"En más del 90% de los casos la sentencia ha sido a favor del banco por darse las condiciones de transparencia exigidas, por lo que el posible impacto de esta contingencia para el grupo no se considera significativo", decía Sabadell en las cuentas el primer semestre de este 2020. En esta misma línea y con posterioridad a este pronunciamiento de Europa, el Tribunal Supremo dictó cuatro sentencias en noviembre de 2020 en las que aun admitiendo la posible falta de transparencia, descartó la existencia de abusividad en la contratación de préstamos referenciados al índice IRPH. 

Europa tiene que resolver una nueva cuestión prejudicial sobre la aplicación del IRPH y su transparencia

El pasado mes de diciembre, el mismo juez de Barcelona decidió plantear de nuevo ante el TJUE seis cuestiones sobre las que considera que quedaban dudas. Este nuevo movimiento aún no se ha resuelto, por lo que asociaciones de consumidores como Asufin han pedido que hasta entonces se paralicen todos los procedimientos relacionados con la aplicación del índice IRPH. De acuerdo con sus averiguaciones, hasta medio centenar de recursos de casación sobre IRPH han quedado inadmitidos a trámite aun cuando están pendiente de conocerse las nuevas aclaraciones.

Por su parte, la Audiencia Provincial de Barcelona anunció el pasado mes de diciembre que no suspenderá estos procedimientos y, en la providencia fechada el pasado 7 de diciembre, razonó que "sólo si este tribunal tuviera las mismas dudas sobre la interpretación del Derecho de la Unión Europea" estaría justificada la suspensión del recurso. Ante estas discrepancias, las entidades bancarias han seguido negociando paralelamente con sus clientes de forma individual un cambio en los índices, permitiendo que el saldo vivo se reduzca en todo el sector.

Mostrar comentarios