Lunes, 30.03.2020 - 11:18 h
Gana 532 millones de euros

Sabadell se 'olvida' de la crisis de TSB y multiplica por cuatro su beneficio a junio

Las ganancias del grupo catalán suben un 341% por las menores provisiones y por la ausencia de extraordinarios en la filial británica.

Edificio del Banco Sabadell
Sabadell se 'olvida' de la crisis de TSB y multiplica por cuatro su beneficio a junio. /EP

Banco Sabadell pasa página y se empieza a olvidar de la crisis por la integración informática de TSB que tantos problemas le generó el año pasado. En los primeros seis meses de 2019, el grupo que preside Josep Oliu se ha anotado unas ganancias de 532 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 341% por la menor factura de provisiones y ante la ausencia de costes extraordinarios de su filial en Reino Unido.

Los ingresos del negocio bancario han alcanzado en este período los 2.512 millones de euros, un 2,7% más, impulsados sobre todo por el aumento de las comisiones netas, que han subido casi un 11%, hasta 706 millones, mientras que el margen de intereses ha caído un 0,2% debido por los menores tipos de interés, según ha informado a la CNMV. El margen bruto, que mide los ingresos totales, se ha situado a cierre de junio en 2.494 millones, un 5,2 % inferior al del primer semestre 2018.

El mejor resultado se explica principalmente por las menores dotaciones, que han sumado entre enero y junio de 2019 un total de 374 millones de euros, frente a los 806 millones correspondientes al primer semestre de 2018, en el marco de los problemas por la integración tecnológica de TSB.

Gracias a la venta de Solvia y de carteras de activos problemáticos, la ratio de capital de Sabadell, uno de los indicadores que siguen más de cerca los analistas, se ha situado en el 11,2% CET1, por lo que la entidad mantiene su previsión de cerrar el año 2019 con una ratio de capital que se sitúe en el 11,6% CET1 o incluso superior.

La ratio de morosidad del grupo es ahora del 4,05 %, frente al 4,71 % de junio de 2018, mientras que la rentabilidad (ROE) alcanza el 6,9%. El crédito ha cerrado junio con un avance del del 0,7 %, hasta 141.703 millones de euros, y los saldos de cuentas a la vista han ascendido a 113.607 millones, lo que supone un incremento del 7,8 %. Los depósitos a plazo han totalizado 28.303 millones, en tanto que los recursos de clientes fuera de balance han alcanzado los 43.720 millones, un 6,8 % menos.

Así, las cuentas corrientes de nuevos negocios han aumentado en un 6 % en el semestre, mientras que los préstamos netos lo han hecho un 1,2 %, apoyados por el fuerte crecimiento de las solicitudes de hipotecas entre febrero y abril. En el lado del pasivo, los depósitos de clientes han crecido más del 2,6 % hasta junio, impulsados por las cuentas corrientes y los depósitos a plazo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING