Martes, 10.12.2019 - 01:06 h
Tercer accionista de la constructora

Sacyr ya tiene el informe que le permitirá echar el lazo al díscolo Moreno Carretero

El ejecutivo fue destituido como consejero en la junta de 2018. Fue entonces cuando un minoritario solicitó la acción de responsabilidad.

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, Carceller y Moreno Carretero
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, Carceller y Moreno Carretero / SACYR

José Moreno Carretero, el denominado 'accionista díscolo' de Sacyr, y Manuel Manrique, presidente de la constructora, siguen en pie de guerra. La firma ha seguido adelante con la acción de responsabilidad que solicitó un accionista minoritario durante la junta de 2018 y ya ha dado varios pasos. De hecho, tanto es así, que Sacyr ya tiene listo el informe pericial financiero que permitirá 'echar el lazo' al antiguo consejero. 

El ya exconsejero José del Pilar Moreno Carretero, que formaba parte del Consejo de Administración en representación de Beta Asociados, fue destituido de su cargo justo antes de la junta general de accionistas que se celebró en junio del pasado año. "Si alguien provoca daños en la compañía debe tener responsabilidades", señalaba en ese cónclave el propio Manrique, eludiendo dar más información al respecto y finalizando con un "haremos lo que sea realmente justo".

Tal y como ha señalado el propio directivo, tras esa junta, Sacyr contrató a un bufete de abogados externo para estudiar la posible acción de responsabilidad. Tras varios meses, fue a finales de septiembre cuando este despacho hizo llegar al consejo de administración un primer informe sobre el tema. Con posterioridad, este órgano solicitó un pericial financiero que permitiese saber hasta dónde puede llegar la constructora con sus acciones legales. 

Sacyr ya tiene en su poder esta documentación y, tal y como señala Manrique, "se está pensando en qué hacer y cómo actuar". El máximo órgano de la compañía tiene tres años para ejecutar el mandato de la junta general de accionistas de 2018 -que respaldó con una "amplia mayoría" esta propuesta- y decidir qué hacer a nivel legal con el que ha sido uno de sus consejeros más guerreros. 

Lo que está claro es que, tal y como señalaba el propio Manrique este mismo jueves, las luchas internas parecen haberse apaciguado. Superada la etapa de Luis del Rivero y con Moreno Carretero "fuera de combate", como señalan fuentes cercanas a la compañía, ahora solo queda saber cuales serán las acciones legales que puedan desarrollarse en su contra. 

Las razones de la salida de Moreno Carretero

El hasta entonces accionista de referencia de Sacyr, Moreno Carretero, había cargado pocas semanas antes de la junta de accionistas de 2018 contra la compañía por la modificación del reglamento sobre la compra o venta de productos derivados que tengan que ver con las acciones. Más allá de esto, el ejecutivo murciano también luchó contra la eliminación del límite de edad para presidir la constructora que se planteaba de cara a dicho cónclave. Todo esto tenía un claro fin: evitar que Manrique siguiese al frente de la constructora -el límite era 65 años y este mismo 1 de enero el presidente sobrepasaría esa edad- y poder seguir con su entramado de productos financieros a través de los que ostentaba por aquel entonces su participación. 

Manrique señaló entonces las causas concretas por las que se propuso la destitución del consejero de Beta Asociados: Moreno Carretero "ha ido en contra de los intereses y obligaciones estatutarias que tiene como consejero, ha deteriorado la imagen de la compañía y no ha tenido lealtad".

En la junta celebrada este mismo jueves, con respecto al tema de la separación de poderes y las peticiones de establecimiento de un CEO que llevan tiempo sobrevolando la constructora y que los propios 'proxy advisor' -asesores de voto de los accionistas- han señalado, Manrique ha sido claro: "Lo ha aprobado la junta, ¿no lo ha oído?", le ha espetado a un periodista. El presidente que concentra el poder ejecutivo ha renovado su cargo por cuatro años más lo que supondrá llegar con casi 70 -sin que por ahora exista la figura de CEO como si hay en algunas de las divisiones de la compañía- al fin del periodo al frente de la compañía. 

El otro tema que llevó al abismo a Moreno Carretero fue el ya mencionado entramado de derivados con el que poseía las acciones de Sacyr. Durante años el murciano había ido contratando este tipo de productos financieros para su porcentaje de acciones de la compañía y eso, según el consejo, había ido "en contra de los intereses y obligaciones estatutarias que tiene como consejero y deteriorado la imagen de la compañía". Ahora, ha liquidado esta red y se ha quedado con una participación del 8,182%, tal y como consta en la CNMV, lo que le convierte en el tercer accionista de la firma. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING