Miércoles, 18.07.2018 - 04:55 h
Dudas sobre el organismo para la promoción exterior

Sánchez se plantea cerrar el Comisionado de la Marca España por falta de utilidad

Espinosa de los Monteros espera reunirse con el presidente del Gobierno para saber si cuenta con presupuesto y dar (o no) continuidad a su labor.

Imagen del Alto Comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros.
El Alto Comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros. / Efe

El Alto Comisionado para la Marca España tiene su futuro en el aire. El Gobierno de Sánchez se plantea la continuidad de un organismo, creado en 2012 por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, ante la exigencia de resultados palpables que justifiquen su existencia, según indican fuentes conocedoras. Y, si cae el organismo, también su máximo responsable: Carlos Espinosa de los Monteros.

En este caso, no se trata de una falta de confianza unidireccional. El empresario, consejero de Inditex y expresidente de Mercedes Benz España y de la aerolínea Iberia, entre otras compañías, también está barajando su continuidad, según indican desde el Alto Comisionado. El motivo, la falta de fondos con los que financiar su actividad que, básicamente, consiste en vender las bondades y la imagen de España, no sólo en el terreno económico, también en el cultural y en la difusión del español.

Las dudas

Desde su creación en 2012, el Comisionado no cuenta con un presupuesto propio, ni Espinosa de los Monteros con retribución por su cargo. Sobre el papel, sus funciones dependen de Presidencia del Gobierno, aunque orgánicamente cuelga del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Ahora, con la llegada del Gobierno de Pedro Sánchez, su labor queda en entredicho. Una de las opciones, indican fuentes próximas al Ejecutivo, es potenciar otros organismos, como 'Invest in Spain', dependiente del Ministerio de Economía, a través del Icex, enfocado a la atracción de inversión extranjera hacia España.

En cuanto al Alto Comisionado, que acaba de acudir con los Reyes a Estados Unidos, incluida la visita a la Casa Blanca, su intención es mantener una reunión con el presidente del Gobierno en la que valorar su continuidad. Su exigencia: dotarse de un presupuesto propio. En concreto, su aspiración es lograr un máximo de 5 millones de euros. De hecho, ese requisito ya había sido encauzado con el anterior Ejecutivo de Rajoy y ahora, de nuevo, podría quedar en el aire con Sánchez, lo que llevaría a Espinosa de los Monteros a plantearse abandonar su cargo.

No sería el único paso atrás del directivo durante este verano. También está previsto que este mes de julio deje su puesto como consejero de Inditex, la compañía de la que llegó a ser vicepresidente y donde ha estado desde su salto al parqué.

El Ministerio de Asuntos Exteriores no ha valorado a La Información la continuidad del Alto Comisionado. Una cuestión que, de momento, no se está negociando con los partidos de la oposición. "Nadie está negociando con nosotros al respecto", indican desde el grupo parlamentario de Cs. "Es uno de los tantos ámbitos de la acción de gobierno de Sánchez del que no sabemos nada. En todo caso, pensamos que el proyecto debería continuar, porque todo lo que sea dar visibilidad positiva a España en el exterior, y más con el Diplocat activo de nuevo, es positivo", añaden.

Espinosa de los Monteros no está solo en su reivindicación de reclamar un presupuesto. Esta misma semana, el presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, aseguró en el Congreso de los Diputados que el Alto Comisionado debería estar dotado de un presupuesto, que calificó como "prácticamente inexistente", y de medios materiales y humanos para completar su desarrollo normativo. Una comparecencia donde la diputada del PSOE, Miriam Alconchel, aseguró que, hasta ahora, el Comisionado ha servido para que el Gobierno de Rajoy hiciera de él un uso "propagandístico".

Sánchez se plantea cerrar el Comisionado de la Marca España por falta de utilidad

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios