Jueves, 18.07.2019 - 07:38 h
En el simposio del aniversario de la Constitución

Sánchez Galán minimiza el auge de la luz porque es menor que el del pan y los pisos

El presidente de Iberdrola ha restado importancia al aumento del coste de este servicio básico al compararlo con otros que han "subido aún más".

Ignacio Sánchez Galán, ante la junta general de accionistas
Ignacio Sánchez Galán, ante la junta general de accionistas / EUROPA PRESS

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha reducido el impacto del aumento del precio de la luz al compararlo con otros indicadores básicos como son el del precio de la vivienda, tal y como él mismo ha afirmado en el simposio sobre el aniversario de la Constitución celebrado en el Congreso de los Diputados. "El coste unitario de electricidad para los hogares en términos homogéneos, esto es eliminando los impuestos que se han ido añadiendo a lo largo de todos estos años, se ha incrementado en un 30% menos que el incremento de la renta familiar disponible. Es decir, hemos crecido más en renta de lo que ha crecido la factura de una familia española ", ha recordado Galán. 

El presidente de Iberdrola ha seguido con las comparaciones del auge del precio de la luz con otros servicios básicos y ha llegado a compararlo con la vivienda o el pan. "Un 40% menos que el precio del metro cuadrado de vivienda en la capital, o un 45% menos que productos de primera necesidad como pudiera ser el pan o la leche". 

Pero no solo eso. Sánchez Galán también ha hecho el cálculo tras incluir en el precio de la factura los diferentes impuestos que se han incluido durante los 40 años de democracia. "Incluso considerando todos los impuestos que se han ido metiendo a lo largo de estos años como consecuencia de las diferentes políticas energéticas, el precio del kilovatio ha crecido un 7% menos que lo que ha crecido la renta media de las familias", ha continuado. 

El momento en el que llegan estas afirmaciones, el presidente de Iberdrola ha afirmado que "estamos con una sensibilidad especial con los precios de las tarifas que están ocurriendo estos días en todo el mundo y en toda Europa". 

En los últimos meses, el precio de la luz ha subido en una escalada sin precedentes y se espera que se cierre el ejercicio con el precio del recibo más caro. La evolución del mercado mayorista apunta a que a finales de año la factura de la electricidad podría experimentar una subida del 3,6% con respecto al año anterior de forma que, para un hogar con un consumo de unos 3.600 kWh anuales, el incremento podría ser de 32,4 euros. 

Pero la luz no es el único combustible que no para de subir de precio. El mes de octubre ha entrado con una subida media del 8,4% en las tarifas de último recurso de gas natural, que son las que tienen principalmente los consumidores domésticos, debido a la importante subida del coste de la materia prima, del 22,7%, ya que la parte regulada de la factura está congelada para 2018 por cuarto año consecutivo.

En cambio, parecen que los grandes del sector no están preocupados por la subida de las facturas y quitan hierro a este auge al compararlo con los cambios experimentados en otros servicios y bienes como la vivienda o el pan. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios