Domingo, 15.12.2019 - 03:42 h
Tiene lugar en Murcia

Sánchez se borra a última hora del gran cónclave empresarial antes del 10-N

El presidente, que en 2018 fue recibido con frialdad, evita coincidir con Casado y envía a Montero a la clausura del Congreso de la Empresa Familiar.

Nadia Calviño y María Jesús Montero. La seriedad y la sonrisa del actual régimen económico
La representación quedará en manos de las dos principales responsables económicas. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha alegado problemas de agenda para desestimar en el último instante la invitación del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) a clausurar su XXII Congreso que este lunes inaugurará de manera formal Don Felipe VI en el Palacio de San Esteban de Murcia. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, será la encargada de poner el martes el broche al cónclave que reúne a algunos de los empresarios más importantes del país como Francisco J. Riberas (Gesvalt), Juan Roig (Mercadona) o José Manuel Entrecanales (Acciona).

El cambio de agenda del presidente le evitará compartir 'cartel' con el aspirante a la Presidencia del Gobierno por el Partido Popular, Pablo Casado, en un momento en el que las encuestas parecen aproximar las expectativas de voto de ambos, y también exponerse a repetir el gélido recibimiento que le tributo el mundo de la empresa familiar el año pasado en Valencia, cuando sí clausuró el Congreso.

Se lo dijeron después de esperar tres cuartos de hora la llegada del presidente y de recibirlo con un breve aplauso que tuvo tanto de cortesía como de frialdad.

Pedro Sánchez no pasará este año por ese trago y la representación gubernamental quedará en manos de las dos principales responsables económicas del Gobierno, la ministra de Economía, Nadia Calviño, que participará este lunes en la jornada inaugural; y la de Hacienda, María Jesús Montero, que cerrará el cónclave este martes.

Aunque el XXII Congreso de la Empresa Familiar, que curiosamente tiene como lema 'Un paso adelante' en sintonía con la decisión estratégica de la institución de participar de forma proactiva en el debate sobre la política económica, no arrancará formalmente hasta este lunes, este domingo ha vivido ya su primer hito con la firma por parte del.presidente nacional de la organización, Francisco J. Riberas, y todos los presidentes de las organizaciones regionales de un pacto para impulsar la reforma de la educación en España.

"En un país con uno de los niveles de desempleo más altos de Europa -agravado en el caso de los más jóvenes,- se da la paradoja de que las empresas se enfrentan a menudo a dificultades para encontrar a personal que se adapte a los requerimientos de los nuevos empleos", asegura el texto del pacto, abundando en uno de los maneras que lleva sosteniendo desde hace un par de años la empresa familiar: la ausencia de personal cualificado para las tareas que requieren las empresas en España.

Desde este premisa el acuerdo reivindica un gran pacto por la educación, que impulse una profunda reforma del sistema educativo y lo oriente a cubrir las necesidades reales de mano de obra de las empresas.

En aquel momento, recién encarrilado el acuerdo con Podemos para sacar adelante los Presupuestos de 2019 con medidas como la subida del SMI a 900 euros o la subida de los impuestos a las grandes empresas como mascarón de proa del proyecto político del Gobierno, los empresarios le afearon a Sánchez su cortoplacismo político para mantenerse en el poder y le exigieron 'luces largas' para abordar los retos de futuro de la economía española en un momento en el que la ralentización económica apenas se adivinaba.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING