Lunes, 30.03.2020 - 21:45 h
Es el coste de los seguros

Santander se enfrenta a un golpe de 100
millones en las hipotecas de Reino Unido

La factura por las primas para proteger los impagos (PPI) del Santander se elevará hasta cerca de los 1.700 millones de euros, según Credit Suisse.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.
Santander se enfrenta a un golpe de 100 millones por los seguros de las hipotecas. / Efe

Banco Santander se enfrenta a un quebranto adicional de 100 millones de euros en las cuentas del tercer trimestre del ejercicio por los seguros de protección de pagos (PPI) comercializados en Reino Unido, una polémica que ya ha obligado al grupo a provisionar más de 1.400 millones de libras (1.600 millones de euros al cambio actual) y que se suma al impacto de 1.500 millones de euros por culpa del Brexit y de los nuevos requisitos regulatorios en el país británico.

Los PPI son seguros que las entidades de Reino Unido comercializaban junto a las hipotecas y otro tipo de créditos para que los usuarios tuvieran cubiertos sus pagos en caso de desempleo, accidente o enfermedad. El problema estalla en 2010 después de que miles de clientes vieran imposibilitado el uso de las coberturas. Según cálculos de la FCA, la agencia supervisora de Reino Unido, el caso ya ha costado más de 33.000 millones de libras al conjunto del sector financiero del país anglosajón.

Ante una avalancha de reclamaciones durante el pasado verano, Lloyds, Barclays y RBS anunciaron provisiones adicionales por importe de hasta 1.800, 1.600 y 900 millones de libras, respectivamente. El impacto para la filial en Reino Unido de Santander, no obstante, se prevé que sea mucho menor, en el entorno de los 100 millones de euros, de acuerdo a un informe reciente del banco de inversión suizo Credit Suisse.

El golpe se suma a los aplicados en años anteriores. En 2011, dotó 538 millones de libras por los PPI, a los que se unieron otros 95 millones en 2014 y 450 millones adicionales en 2015. Una vez consumiendo estas provisiones, la entidad dotó 144 millones de libras más en 2016, 109 millones en 2017 y 70 millones correspondientes al primer semestre del vigente año. De este modo, la factura por este tipo de seguros se aproximará a los 1.500 millones de libras.

Caída del 75% del beneficio

Teniendo en cuenta el nuevo golpe de los PPI, Credit Suisse calcula un beneficio neto atribuido para Santander de 489 millones de euros entre los meses de julio y septiembre, importe que supone un descenso del 75% con respecto al registrado en igual periodo del año anterior, por culpa, principalmente, del Brexit. La entidad que preside Ana Botín, en cambio, elevaría un 7% el beneficio trimestral sin los extraordinarios, gracias al mejor rendimiento del banco en Brasil y Estados Unidos.

No obstante, Reino Unido sigue siendo el mayor foco de problemas para el banco en la actualidad, con las ganancias en el trimestre de este mercado reduciéndose un 36% interanual. De hecho, a raíz del Brexit, la división británica de Santander ha caído hasta la cuarta plaza (por detrás de Brasil, España y Consumer) en términos de aportación al beneficio total (sin extraordinarios). Este área de negocio, además, está cerca de perder otra posición en favor de Estados Unidos, donde se espera un incremento significativo de las ganancias.

Otros aspectos a tener en cuenta y que lastrarán el rendimiento de  Santander durante el trimestre serán el negocio de Argentina, el 3% de depreciación de la libra esterlina y las caídas de entre el 1% y el 2% en el valor del peso mexicano y chileno. Respecto a la generación de capital, Credit Suisse no espera cambios significativos y anticipa que mejorará en tres puntos básicos, hasta el 11,1% CET1, al cierre de septiembre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING