Domingo, 20.10.2019 - 20:44 h
Aplica un cargo de 600 millones

Santander sacrifica su resultado por el ERE de Popular: gana un 14% menos

El banco que preside Ana Botín gana 3.231 millones entre enero y junio de 2019, un 14% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Fotografía oficinas Santander y Popular / EFE
Afectados del Popular quieren imputar al Santander en la causa penal por la quiebra del banco / EFE

Banco Santander sacrifica los resultados del primer semestre de 2019 por el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) aplicado para integrar su red de oficinas con la de Banco Popular, proceso que se cobrará la salida de 3.223 trabajadores. El grupo que preside Ana Botín ha registrado un beneficio neto de 3.231 millones de euros entre enero y junio, un 14% menos que un año antes, tras aplicar un cargo de 600 millones de euros por el ajuste de empleo en España.

En una jornada en la que está previsto que la entidad cántabra apruebe en junta de accionistas la recompra del 25% que no controla en su filial de México, el grupo ha dado a conocer sus ganancias en los seis primeros meses del año, que se hubieran elevado un 2% (a tipos de cambio constante) sin tener en cuenta los costes de reestructuración, hasta los 4.045 millones. Y es que a los 600 millones del ERE en España, hay que añadir 26 millones más por el ajuste en Reino Unido y provisiones por importe de 80 millones para seguros de protección de pagos en el país británico.

En cuanto al margen de intereses -indicador de la cuenta de resultados que mide el rendimiento del negocio típicamente bancario-, esta partida del balance se ha elevado un 4% en el primer semestre, hasta 17.636 millones de euros, gracias a la diversificación del grupo, lo que permite capear el escenario de bajos tipos de interés en Europa. Las comisiones netas, por su parte, se han reducido un 0,4%, hasta 5.863 millones. De este modo, el margen bruto, que contabiliza los ingresos totales, asciende a 24.436 millones de euros, un 1,1% más.

"El banco ha obtenido su mejor beneficio ordinario trimestral de los últimos ocho años, lo que refleja el progreso de nuestra transformación comercial y digital", ha comentado Botín respecto al segundo trimestre del año, periodo en el que se ha registrado un beneficio de 1.391 millones (-18%). Sin ajustes, el resultado sube un 7% (sin tipos de cambio), hasta 2.097 millones, impulsado por el crecimiento del crédito en América Latina, lo que reafirma el objetivo de la banquera de alcanzar una rentabilidad de entre el 13% y el 15% en el medio plazo.

A junio, la ratio de capital de Banco Santander, uno de los indicadores a los que presta más atención el mercado, ha mejorado en cinco puntos básicos respecto al trimestre anterior, hasta alcanzar el 11,07% en términos de CET1. Tras los ajustes, la rentabilidad del grupo (ROE) se ha situado en el 7,41%, desde el 8,24% registrado en el ejercicio previo, mientras que la morosidad ha caído 11 puntos básicos en el trimestre, hasta el 3,51%.

Reino Unido ya es el cuarto mercado del grupo

Brasil, una vez más, ha sido el mercado que más ha aportado a la cuenta de resultados, con un beneficio de 1.482 millones (+18% a tipos de cambio constantes), por delante de España, con 694 millones (+5%), y Santander Consumer Finance, con 658 millones (-1%), que supera a Reino Unido y ya es la tercera unidad del grupo. La filial británica ha ganado 582 millones (-13%) en un entorno cada vez más competitivo y lastrado por el Brexit.

En el resto de mercados principales de Santander, destaca el crecimiento del 30% en Estados Unidos, hasta 465 millones, y el avance del 12% de las ganancias en México, que alcanzan los 424 millones de euros. Chile mejoró un 4% su resultado (311 millones), Portugal un 14% (260 millones). En Polonia las ganancias cayeron un 1% (150 millones) y en Argentina se mantuvieron en 73 millones.

Ahora en Portada 

Comentarios