Lunes, 25.03.2019 - 23:58 h
Colaborarán en la administración de la socimi

Santander y Blackstone sellan un pacto para la gestión de los activos de Testa

La inmobiliaria Tropic ha adquirido más de 106 millones de acciones en varias operaciones que han tenido lugar en los últimos tres meses.

Testa Residencial
Santander y Blackstone sellan un pacto parasocial para la la gestión de Testa. / LI

Blackstone y Santander han blindado la alianza que mantendrán en el capital social de Testa Residencial, la socimi de pisos en renta que el fondo estadounidense controla al haber logrado una participación del 81% y en la que el banco mantendrá otro 18,43%.

Los socios han suscrito un pacto parasocial en el que Santander otorga a Blackstone derecho de compra preferente de sus acciones en el caso de que quiera venderlas. De su lado, la entidad se hace con el derecho de vender sus títulos a un tercero con el que el fondo eventualmente acordara la transacción de toda o parte de la firma de pisos en renta.

Blackstone y Santander vinculan así su futuro en el capital de Testa después de que el fondo culminara este mismo viernes la compra de los títulos que tenían el resto de socios de esta socimi, BBVA, Acciona y Merlín, además de parte de la participación total que tenía la entidad que preside Ana Botín.

Con esta operación, estimada en 1.520 millones de euros, el fondo estadounidense se refuerza como primer propietario de pisos en alquiler del país, al sumar una cartera de unas 24.000 viviendas repartidas en distintas sociedades, así como primer propietario inmobiliario.

Con el cierre de la transacción y pacto parasocial culmina la toma de Testa toda vez que hace unos días Blackstone ya entró en su consejo, nombró a Diego San José nuevo presidente y aprobó un cambio de estrategia.

Asimismo, el fondo ratificó un 'macropréstamo' de 1.943 millones de euros para Testa que ya tiene acordado con Bank of America Merrill Lynch, Société Générale y el propio Santander, socio de Blackstone en Testa con un 18% de su capital.

En cuanto a la estrategia, si bien Blackstone mantiene como consejero delegado de Testa a Wolfgang Beck con el fin de garantizar la continuidad en la gestión de la firma, el fondo ha impuesto una nueva política de negocio para la socimi que actualmente estaba embarcada en un plan para invertir 550 millones en comprar nuevas viviendas en renta que sumar a su actual cartera de 10.700 pisos.

Por contra, la nueva ruta pasa por "analizar las eventuales compras de nuevas viviendas en función de las circunstancias presentes en cada caso". Además, Blackstone ha levantado la actual limitación de apalancamiento de Testa, situada en el 35% del valor de los activos, y ha reducido al "mínimo legal" el importe del dividendo.

Ahora en Portada 

Comentarios