Lunes, 06.04.2020 - 14:29 h
Por los resultados de 2019

El 'banco malo' repartirá un bonus a su plantilla tras perder hasta 850 millones

Sareb, la sociedad que se quedó con los activos de la reestructuración bancaria, pagará a sus trabajadores un variable de entre el 8 y el 25%.

Jaime Echegoyen y Javier García del Río
Jaime Echegoyen y Javier García del Río, presidente y director general de Sareb. / Sareb

Sareb -la Sociedad de Activos de la Reestructuración Bancaria- ha terminado el último ejercicio mejor de lo que preveía. De hecho, y según confirman fuentes conocedoras a La Información, la compañía se quedará por debajo de los 900 millones de euros de pérdidas con los que esperanaba cerrar el 2019. Así, durante este último año, la firma ha conseguido lograr varios objetivos, lo que ha llevado a que su plantilla cobre, por primera vez, el variable de su salario.

En concreto, la firma que se quedó con los activos inmobiliarios tóxicos de los bancos tras el estallido del 'boom' cerró, a falta de los últimos flecos en las cuentas, el ejercicio con unas pérdidas de superiores a los 800 millones de euros, confirman a este medio fuentes conocedoras. Cabe recordar, que en el ejercicio de 2018 la sociedad cosechó unos números rojos de 878 millones de euros tras anotarse una subida superior al 50% con respecto al año inmediatamente anterior.

"Trabajamos para ganar dinero, pero es difícil que lo hagamos", señalaba en aquella presentación de resultados el presidente, Jaime Echegoyen, que entonces se marcaba como objetivo una cifra muy similar para el periodo acabado en diciembre. La reducción de pérdidas con respecto a las previsiones habría sido posible gracias a la consecuente bajada de los gastos, que rondaron los 650 millones en 2019, mientras que los ingresos también habrían caído.

Con este desempeño, la compañía entregará a sus empleados la parte variable de su salario que depende de la consecución de objetivos, tal y como ha podido confirmar este medio. Así, repartirán un 'bonus' de entre el 8 y el 25% de su retribución entre las casi 400 personas que forman la plantilla total de la compañía. Fuentes internas de la compañía confirman que este porcentaje no se ha cobrado en ocasiones anteriores.

Pese a todo ello, la firma se encuentra inmersa en un proceso de contención de gastos y, entre otras cosas, ha congelado las subidas salariales para este 2020. Además, y en este mismo sentido, llevará a cabo la mudanza de sus oficinas centrales, actualmente localizadas en el madrileño Paseo de la Castellana, hasta un edificio de su propiedad en Mirasierra tras las importantes subidas de rentas que se están llevando a cabo en la zona de Azca como consecuencias de las obras de reforma y mejora del entorno. 

Sareb reforzó su equipo directivo con la llegada hace apenas unas semanas de Javier García del Río como director general adjunto al presidente, Jaime Echegoyen. El exdirector general de Solvia se unió a la compañía tras completar su red de direcciones regionales y estrenar a Haya Real Estate como 'nuevo' gestor de sus activos inmobiliarios. Todo ello a la vez que en las próximas semanas se cumplirá el ecuador del mandato que las autoridades económicas le dieron para desinvertir ordenadamente los activos adquiridos a las entidades financieras en la crisis.

Hasta el momento, Sareb ha reducido casi un 50% de su cartera de préstamos, principalmente morosos, y vendido más de 100.000 inmuebles. Con respecto a la deuda que el denominado 'banco malo' se vio obligado a emitir para adquirirlos, ya ha sido cancelada en un porcentaje superior al 30%. La compañía ha rechazado hacer declaraciones sobre esta información. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING