Domingo, 15.12.2019 - 11:37 h
Dependiente del ministerio de Fomento 

Seittsa deja las obras y se centra en la gestión de vías quebradas para sobrevivir 

La empresa pública que se hizo cargo de las radiales tras el fracaso de sus gestoras considera ahora esta como su actividad principal. 

Ábalos hace un guiño a catalanes y vascos: pide la revisión de sus peajes
Seittsa deja las obras y se centra en la gestión de vías quebradas para sobrevivir. / EFE

Seittsa, la compañía pública gestora de las autopistas quebradas e histórica sociedad instrumental para el desarrollo y promoción de infraestructuras del ministerio de Fomento, ha ido cambiando de rumbo poco a poco para dejar definitivamente de lado las obras y centrándose en la gestión de las vías quebradas para salvar su futuro

Tanto es así que hace solo unos días la compañía de la cartera de José Luis Ábalos llevaba a cabo una histórica reducción de capital de casi 7.000 millones de euros. Este hecho servía para que la firma limpiase casi por completo el rastro de la promoción de obra pública de sus cuentas. En concreto, de esta forma llevaba a cabo el reconocimiento contable del derecho de cobro no ejecutado por obras ya finalizadas

De acuerdo con la propia compañía, esta merma en el capital social de Seittsa tiene como fin mejorar la "representantividad de las cuentas anuales", ya que se procede a dar de baja en el balance, con cargo a reservas, los derechos de crédito frente a la AGE por los convenios correspondientes a la promoción de la línea​ de alta velocidad Madrid-Galicia e inversiones de la red convencional de ferrocarriles fundamentalmente. 

El desequilibrio patrimonial que suponía este hecho, se ha resuelto gracias a esta amplia reducción de capital. Es por ello que esta descarga del balance de la entidad de obligaciones que la firma considera  "obsoletas" sirve para dar un nuevo impulso a lo que ahora es su "actividad principal", la gestión de las autopistas, principalmente de las quebradas.

La 'nueva' concesionaria fue asumiendo las vías quebradas de forma progresiva, pero asumió el grueso de ellas el pasado año 2018. Desde entonces, el ministerio de Fomento ha lanzado varias medidas -entre las que se encuentran una rebaja del precio de los peajes de hasta el 30% y la apertura de las barreras en periodo nocturno-. Todas ellas encaminadas a aumentar el tráfico de estas vías, sobre todo en las radiales de entrada a Madrid, y reducir la congestión de los trazados paralelos. 

Y las medidas parece que han funcionado. Desde el pasado día 15 de enero, momento en que entraron en vigor estos descuentos, y hasta el 17 de marzo -último día del que se dispone de datos-, el total de las ocho vías que gestiona la pública Seittsa ha conseguido aumentar su tráfico en un 15,1%. Del mismo modo, según los datos de la propia compañía, la intensidad media diaria (IMD), es decir, los vehículos que pasan cada día de media por estas vías, ha pasado de 3.844 en este periodo de 2018 a 4.424 en 2019.

¿Por qué pasar de las obras a la gestión?

Pese a que desde la compañía no aluden a motivos concretos, la 'obligación' sobrevenida de quedarse con las autopistas quebradas y la caída de la inversión en obra pública que ha sufrido nuestro país en los últimos años parecen estar detrás de esta decisión. Tal y como confirma la propia pública, la promoción y el desarrollo de infraestructuras del transporte en todo el territorio nacional "fue la principal de la empresa".

En cambio, también confirman que "el volumen de la misma ha venido decayendo progresivamente a lo largo de los años". Por ello, la ampliación del objeto de negocio a la gestión de autopistas, lejos de ser algo negativo para la compañía, fue un salvavidas para la firma de capital público. 

Los datos que maneja Fomento ponen sobre la mesa que la gestión de las autopistas rescatadas será un negocio con futuro para la pública. Según recogen las cuentas anuales de Seittsa de 2018, la firma ingresará durante este ejercicio 122 millones por el negocio de explotación de las autopistas de peaje. Al comparar estos datos con los de costes -57 millones de euros- se obtiene un resultado de positivo de 65 millones de euros. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING