Lunes, 25.05.2020 - 05:01 h
Cambios en el sector energético

Sevilla explica su salida de Red Eléctrica por las diferencias con Ribera y la CNMC

El consejo de administración del operador del sistema eléctrico acepta la dimisión del presidente tras 18 meses en el cargo.

Jordi Sevilla
Jordi Sevilla ha dimitido como presidente de REE. / Europa Press

El ya expresidente de Red Eléctrica de España (REE), Jordi Sevilla, ha atribuido su dimisión, anunciada el pasado lunes, a razones relacionadas con "restricciones externas sobrevenidas y discrepancias en el ámbito regulatorio que podrían afectar a la buena marcha de la compañía". La explicación forma parte de una carta de despedida que Sevilla ha entregado a los consejeros de la compañía en una reunión en la que el consejo ha aceptado la dimisión del exministro socialista tras 18 meses al frente de la compañía. 

La carta confirma las difíciles relaciones que ha mantenido Sevilla en los últimos meses tanto con la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) como con el Ministerio de Transición Ecológica, con Teresa Ribera al frente. Además de proponer recortes a los ingresos regulados de la compañía, la CNMC ha cuestionado los planes de expansión internacional de la compañía; su reestructuración para acoger y expandir nuevos negocios y sus planes para las redes de telecomunicaciones (Hispasat, Reintel) adquiridas en los últimos años.

Teresa Ribera tampoco admitía de buena gana los planes de Sevilla para diversificar actividades. REE tiene un 20% de capital público y tanto en la CNMC como en el Gobierno existe cierto recelo por el peso y la influencia que los fondos de inversión han llegado a tener en las empresas con actividades reguladas como son REE o Enagás, que son fundamentales para asegurar el suministro energético y han vivido, fundamentalmente, de la tarifa de los usuarios.

La cuestión renovable

"Elijo este momento (para salir de la empresa)" asegura en la carta a los consejeros "porque creo que hemos culminado con éxito una etapa relevante. En el último año y medio hemos impulsado de manera decisiva la Transición Energética (...)haciendo realidad un récord histórico de integración de instalaciones de energía renovable". Lo más significativo de esa etapa, además de plantear hasta 6.000 millones de inversión en los próximos años, ha sido efectivamente la integración en el sistema de 6.500 MW de potencia fotovoltaica y eólica en un solo año. Un proceso en el que no han faltado problemas.

La salida del exministro Sevilla de la presidencia de REE, tras un año y medio de mandato, abre un flanco muy delicado para el Ministerio de Transición Ecológica. La empresa tiene un papel clave para que lleguen a buen fin los planes del Gobierno. De REE depende, entre otras cosas, la integración de las energías renovables a la red, con la gestión de las conexiones de acceso. España ha presentado el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) con el objetivo de alcanzar el 42% de renovables respecto al consumo total de energía en 2030. Y en ese proceso, el papel de REE es fundamental.

Fuentes del Gobierno aseguraron tras conocer su decisión de dimitir que Sevilla no ha acabado de asumir que el proceso de transición energética diseñado exige una coincidencia absoluta entre el ministerio encargado del área de energía, es decir, Ribera, y el operador del sistema eléctrico. Sevilla, admiten las fuentes consultadas, no se ha sentido cómodo en el proceso. Las mismas fuentes precisan que la interlocución de Sevilla no han sido directamente con la ministra Ribera, sino con la secretaría de Estado de Energía que dirigió José Domínguez Abascal.

La compañía está todavía en proceso de ajuste para digerir las operaciones llevadas a cabo en los últimos meses y, en especial, la compra de la compañía de satélites Hispasat y la adquisición, el pasado noviembre, junto a la colombiana Grupo Energía Bogotá, de la compañía brasileña Argo Energía, dedicada a la gestión de redes de transporte de alta tensión. Una operación que le supuso un desembolso de 382 millones de euros.

Se busca candidato

REE tiene que buscar otro presidente cuando todavía está en rodaje la reestructuración que Sevilla puso en marcha tras adquirir Hispasat por 933 millones de euros. Sevilla se encontró la operación prácticamente cerrada cuando llegó a REE. Pero aprovechó para reestructurar la empresa y, sobre todo, para levantar un parapeto entre el negocio regulado y el resto de actividades de telecomunicaciones y tecnología. Con ese fin, Sevilla separó la matriz Red Eléctrica Corporación de otras tres áreas: Red Eléctrica de España, el operador del sistema eléctrico; Red Eléctrica Internacional y la filial de telecomunicaciones Red Eléctrica Infraestructuras de Telecomunicación (Reintel) más Hispasat.

Tras la reunión del Consejo, la empresa hizo pública una nota en la que informa de que ha activado el plan de contingencia que, entre otras cosas, contempla que la consejera independiente Carmen Gómez de Barreda asuma transitoriamente las funciones de la presidencia. REE ha puesto en marcha el proceso para nombrar un nuevo presidente. Deberá ser nombrado por el consejo "previo informe favorable de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING