Viernes, 13.12.2019 - 09:27 h
En un momento clave del comercio internacional

Sin inspectores suficientes en Barajas: las compañías denuncian bloqueo fronterizo

Representantes de las empresas aseguran que la mala gestión de los puntos paraduaneros en el aeropuerto está provocando "pérdidas millonarias"

Sin inspectores suficientes en Barajas: las compañías denuncian bloqueo fronterizo
Sin inspectores suficientes en Barajas: las compañías denuncian bloqueo fronterizo / LI

El aeropuerto de Barajas se ha convertido en un punto negro para las empresas logísticas. El motivo es el déficit de inspectores que trabajan en los Puntos de Inspección Fronteriza (PIF), que provoca que en momentos en los que tiene que salir o llegar un cargamento estos no puedan tener el visto bueno para emprender su viaje. Esta situación se traduce en un bloqueo que puede provocar que la mercancia, si es fresca, pueda estropearse o tener que posponer su traslado, como ha podido saber La Información.

Una situación para la que el Ministerio de Industria no ha dado por el momento una solución, ignorando de esta manera las peticiones que se han hecho desde los sectores afectados. Y que les está provocando asumir "pérdidas millonarias". Faltan inspectores de diferentes Ministerios: Hacienda, Sanidad, Agricultura... Un personal que no termina de llegar y que ha hecho a las empresas afectadas estallar.

El conflicto de los espacios PIF en Barajas afecta en concreto a los llamados servicios paraduaneros. Estos comprenden las exportaciones de productos que requieren procedimientos muy estrictos, como los de animales vivos y productos de origen animal, ya sean para consumo humano o de no consumo para las personas. De esta manera, en los PIF se expiden los certificados fitosanitarios, veterinarios, de especies protegidas o farmacéuticas. Es decir, un tipo de mercancía delicada que requiere un nivel alto de examen.

Según fuentes del sector, la Administración solo cuenta con un número de inspectores capaz de otorgar dichas licencias algunos días de la semana y solo en algunas horas en concreto. Es una situación alarmante en el caso de un aeropuerto de primer nivel, como es Barajas. Esto supone, además, asfixiar el tránsito de las cargas aéreas que necesitan pasar esa inspección, a pesar de que en el aeropuerto hay varias instalaciones PIF para llevarlos a cabo. 

El problema es especialmente alarmante en el contexto de las tensiones comerciales internacionales, según destacan los afectados. La principal consecuencia a la que lleva este déficit de inspecciones es que las empresas decidan trasladar esta actividad a otros países, ya que nadie espera a que se solucione el problema en medio de la alta competitividad por la guerra comercial. Perder estas inversiones implicaría además una reducción de la actividad económica, lo que iría acompañado de la destrucción de puestos de trabajo. También puede suponer que nuevos operadores descarten Barajas debido a estas trabas.

Como señalan desde el sector a este diario, por el momento no se ha producido respuesta desde el Estado para revertirlo. La patronal UNO ha solicitado reuniones para abordar la cuestión a la secretaría de Estado de Comercio, sin que sus representantes hayan sido convocados por el momento. Esta organización ya ha propuesto que, debido al caos actual, se potencien los servicios para dar el mismo trato a todas las compañías y fomentar de esta manera el incremento de los tráficos de carga aérea. De cara al futuro, la solución que han puesto encima de la mesa es la creación de un único PIF en el aeropuerto, que es el más grande de España.

Lo ocurrido en Barajas supone además un agravio en comparación con el resto de países en los que sí funcionan correctamente estos puntos de inspección. Algo que no solo deja en mal lugar al aeropuerto a nivel internacional, ya que otros aeropuertos españoles con menos capacidad sí están llevando a cabo en tiempo y forma los análisis para expedir los certificados. Además, también está afectando a la recaudación del Estado por las tasas que se pierden al no poder desarrollarse con normalidad esta actividad. De momento, el Ministerio de Industria sigue sin abordar un problema que en las empresas afectadas califican de "sangrante".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING