Martes, 18.12.2018 - 14:48 h
El aeropuerto suma los paros de Ryanair

Sin pacto en Iberia: la mediación fracasa y se mantienen las huelgas en Barcelona

Tras el colapso de las negociaciones, UGT mantiene las huelgas previstas para el 27 y 28 de julio, y las de los días 3 y 4 de agosto.

Fotografía de Iberia
Sin pacto en Iberia: la mediación fracasa y se mantienen las huelgas en Barcelona. / EFE

La huelga en El Prat sigue en pie. La dirección y los representantes de los trabajadores de Iberia en el aeropuerto de Barcelona han finalizado este viernes sin acuerdo la segunda reunión de mediación mantenida en el departamento de Trabajo, con lo que se mantiene la huelga prevista para la próxima semana, en plena campaña de verano. En esta línea, el aeropuerto de Barcelona será escenario, además, de los paros convocados por la aerolínea irlandesa Ryanair los días 25 y 26 de julio.

Ambas partes se han reunido en las dependencias del departamento en la calle Sepúlveda de Barcelona sin que hayan podido sortear sus diferencias para evitar una huelga a la que están convocados unos 2.000 trabajadores. En un comunicado, UGT, que ostenta la mayoría del comité de empresa, ha asegurado que el acuerdo ha sido imposible debido a la posición de la dirección de Iberia "que se ha limitado a emplazar la problemática que vive la plantilla de Barcelona a la negociación del XXI convenio colectivo", en el mes de septiembre.

Ante esta situación, este sindicato mantiene las huelgas previstas para el 27 y 28 de julio, y las de los días 3 y 4 de agosto. El personal de tierra de Iberia en Barcelona ha convocado los paros para denunciar la situación de "sobrecarga de trabajo" que sufre la plantilla y la falta de un plan industrial que contemple la contratación necesaria. Entre otros puntos, UGT denuncia que la plantilla eventual llega ya al 40% del total y que la empresa hace un uso "indiscriminado" de la figura de las horas extra de cumplimiento obligado.

Además de esta protesta, el aeropuerto de Barcelona sumará la huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair (los días 25 y 26 de julio en España, Portugal, Italia y Bélgica) para reclamar mejoras laborales. Debido a las jornadas de paros y con el fin de minimizar el impacto de la huelga, Ryanair ha cancelado en España hasta 400 vuelos de los que tenía programados para esos dos días, lo que afectará a aproximadamente a 75.000 pasajeros.

A raíz de esta medida, y con el fin de poner coto a la huelga, el Ministerio de Fomento, José Luis Ábalos, ha decretado que Ryanair tendrá que garantizar hasta el 59% de los vuelos a ciudades peninsulares y extranjeras y el 100% a las islas durante los dos días. Asimismo, se garantizan "todos los servicios" cuya hora de salida programada fuera anterior al inicio de la huelga y cuya llegada prevista se produzca en el periodo de paro.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios