Lunes, 06.04.2020 - 20:51 h
El contrato se firma el 13 de abril

SNCF acelera ante el covid-19 y cumple el último trámite para subirse al AVE

La empresa pública francesa y Adif enviaron el viernes toda la documentación a la CNMC con dudas sobre si la liberalización se producirá en diciembre

La SNCF francesa tiene sus propios trenes para competir con Renfe en España
La SNCF francesa tiene sus propios trenes para competir con Renfe en España / Alstom

La crisis sanitaria del coronavirus ha venido a España para paralizarlo todo. Todo excepto la liberalización del AVE, que mantiene sus plazos entre muchas dudas para que, por primera vez en 80 años, una empresa rompa el monopolio de Renfe y transporte viajeros por trenes de alta velocidad el próximo mes de diciembre, dentro de menos de nueve meses.

El viernes se dio el último paso en este sentido: el primer competidor de Renfe, la empresa pública francesa SNCF (Société Nationale des Chemins de Fer), entregó toda la documentación requerida al Adif, que a su vez la remitió el mismo viernes 20 de marzo a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La SNCF formaliza así su último trámite de cara a la apertura a la competencia del ferrocarril de viajeros en España. Si todo va según lo previsto, en diciembre podrá transportar pasajeros en las líneas Madrid-Barcelona y Madrid-Valencia, dos de las joyas nacionales de la alta velocidad con permiso del Madrid-Sevilla.

Confirman el trámite a La Información fuentes oficiales de Adif, SNCF y Competencia. En Adif y en CNMC además se indica que el calendario continúa "sin retrasos" a pesar del decreto en vigor del estado de alarma, esto es: el próximo 13 de abril se firman los acuerdos marco, que viene a ser lo mismo que decir que se adjudica el contrato al operador francés. La rúbrica de los acuerdos marco estaba prevista para finales de febrero, pero SNCF pidió retrasar el momento algo más de un mes

Adif y CNMC: no hay ningún retraso

SNCF no ha explicado los motivos, aunque varias fuentes hablan de una negociación paralela entre Competencia y la SNCF (a través de su filial española, Rielsfera) respecto a los términos del acuerdo marco. La firma se producirá en teoría solo dos días después de que termine la vigencia del estado de alarma, cuyo alcance en realidad en estos momentos se desconoce. "La firma de los acuerdos marco no debería posponerse. Se puede hacer incluso de manera telemática, pero creemos que puede realizarse de manera presencial", comentan fuentes conocedoras de los detalles. El próximo consejo de Adif se celebrará de forma telemática, por poner un ejemplo.

Aunque la CNMC y Adif no contemplan retrasos en el proceso liberalizador, la realidad es más complicada. Para empezar se ha suspendido sine die el lanzamiento del AVE low cost de Renfe, apodado AVLO, previsto para el 6 de abril, Lunes Santo, ante la actual pandemia del covid-19. A continuación la SNCF necesita aclarar qué talleres va a utilizar no solo para mantener los trenes que traerá de Francia, así como acometer las pruebas de velocidad en España. Finalmente queda por desarrollar todo lo relativo al marketing o venta de pasajes de tren. Trabajos que no van a desarrollarse igual con la crisis sanitaria del coronavirus amenazando todos los aspectos de la economía.

Recomendación de la UE

SNCF acudirá con 10 trenes a la liberalización, y el consorcio formado por TrenItalia (operador público italiano) y Air Nostrum hará lo propio en 2022 con 23 convoyes. En el caso de SNCF-Rielsfera, se trata de los famosos dúplex de dos pisos fabricados por Alstom, que doblan la capacidad de mover viajeros. El 27 de noviembre de 2019, el Consejo de Administración de Adif realizó la preadjudicación a ambas partes. Por su parte, Renfe está inmersa en un proceso similar en Francia para transportar viajeros en las líneas de TGV Lyon-Montpellier y Lyon-Marsella. 

La apertura del tren a la competencia es una recomendación (que no orden) de Bruselas, contenida en el IV Paquete Ferroviario lanzado por la Unión Europea. Competencia asegura en un informe reciente que Renfe y Adif ya obtienen beneficios económicos con la gestión del AVE. La liberalización en España en cualquier caso no va a suponer la entrada de operadores privados, sino que otras empresas públicas extranjeras son las que pujarán por el goloso pastel del AVE. España es el segundo país del mundo con más kilómetros de alta velocidad (más de 3.000) solo superado por la imbatible China.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING